Actualidad | Noticias | 19 JUL 2002

Telefónica cree que las nuevas restricciones a su actividad comercial perjudican a los usuarios

La decisión de la CMT de aumentar el plazo de tiempo para que Telefónica pueda intentar recuperar clientes, como pedían los operadores entrantes agrupados en la asociación Astel, supone, en opinión de Telefónica de España, poner por delante los intereses de los competidores y relegar a un segundo plano los intereses de los usuarios, según considera el operador.
Comunicaciones World
Telefónica de España estima que la medida de la CMT no ayuda a los clientes, al impedirles recibir ofertas por un periodo que ahora se amplía; ni ayuda a la dinámica competitiva, ya que se frena durante un tiempo la esencia del mercado abierto, que es la competencia de ofertas.

El reclamo de Telefónica se suma a la polémica originada a partir de la denuncia de que muchas de las preasignaciones realizadas por dichos operadores competidores se basaron en informaciones parciales o casos de prácticas ilícitas para contar con clientes sin la respectiva autorización.

El operador cita que en ningún país de Europa existe este tipo de limitación de meses para su acción comercial , salvo el caso de Bélgica, que tiene un plazo autoimpuesto por el propio operador dominante. Por otra parte, telefónica cita que la cifra de preasignaciones se situaba en España por encima de 1.650.000 a finales de junio, lo que significa un 10% de la cifra total de líneas, una tasa superior a la mayoría de los países europeos.

www.telefonica.com

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información