Actualidad | Noticias | 16 MAY 2001

Telefónica aumenta casi un 25% su beneficio neto en el primer trimestre

El Grupo Telefónica obtuvo un beneficio neto de 431,8 millones de euros en el primer trimestre de 2001, un 24,8% superior al registrado en el mismo trimestre del año anterior.
Comunicaciones World

Uno de los capítulos más determinantes de estos resultados es el operativo. El Grupo Telefónica ha superado la cifra de 66,9 millones de clientes gestionados (71 millones de clientes totales) entre telefonía fija, móvil y televisión de pago a finales de marzo del año 2001, aproximadamente 3,1 millones más que a diciembre del 2000, y un 21,8% superior a la base de clientes del mismo periodo del ejercicio anterior (un total de 12,5 millones de nuevas conexiones). Unas cifras que se han visto impulsadas por el crecimiento de la telefonía celular que ha registrado 8,4 millones de clientes nuevos en los últimos doce meses, aunque ha ralentizado su ritmo de crecimiento en los últimos tres meses. En este periodo, el Grupo Telefónica se hizo con alrededor de un millón de altas netas en telefonía fija y móvil respectivamente, excluyendo los clientes celulares en México.


En cuanto a la distribución de los clientes nuevos, el principal aumento en el parque de clientes de telefonía móvil se da en el mercado español, mientras en la telefonía fija, ese incremento se concentra en Latinoamérica, especialmente en Brasil. Hay que señalar también el extraordinario crecimiento del tráfico de telefonía fija en España, con un aumento interanual del 39% en el volumen total de minutos, principal factor explicativo de los ingresos de Telefónica de España.

Los ingresos, factor principal que explica la evolución de EBITDA, crecen un 17,9% en términos interanuales hasta alcanzar los 7.603,3 millones de euros. Telefónica Móviles supone 1.939,5 millones de euros del total de ingresos consolidados, un 17,4% más que en el primer trimestre del año 2000, Telesp un total de 1.106,4 millones de euros (+22,7%) y Telefónica de España un importe de 2.588,7 millones de euros, un 4,4% de crecimiento interanual, todas ellas tasas superiores a las registradas en los diferentes trimestres del año pasado.

Hay que destacar el comportamiento de Telefónica Latinoamericana que, a pesar de la desfavorable evolución del tipo de cambio de las diferentes monedas latinoamericanas respecto al euro y la complicada coyuntura macroeconómica de algún país de la región, es la línea de actividad del Grupo con mayor aportación a las ventas totales con más de 2.594 millones de euros, alcanzando un crecimiento interanual del 12,9%.

El entorno de crecimiento operativo diversificado ha permitido obtener unos resultados muy positivos en términos de crecimiento, rentabilidad y calidad, fundamentalmente por la evolución del EBITDA, que aumenta un 10,9% hasta alcanzar 3.128,2 millones de euros, comparado con el 3,5% registrado en el mismo trimestre del año anterior. En el análisis de la calidad del EBITDA alcanzado conviene destacar el reducido impacto que ha tenido la evolución de los tipos de cambio de las monedas latinoamericanas respecto al euro y el cambio en el perímetro de consolidación por la incorporación de compañías que no consolidaron en el primer trimestre del 2000, factores que en todo caso han minorado la evolución del EBITDA.

El aumento del 10,9% de este indicador se explica fundamentalmente, en orden de importancia, por la aportación de Telefónica Móviles y el negocio de telefonía fija, especialmente las compañías Telesp del Grupo Telefónica Latinoamericana y Telefónica de España. En valor absoluto, Telefónica Latinoamericana sigue siendo la primera compañía por contribución al EBITDA con 1.291,5 millones de euros, un 11,0% mayor al obtenido en marzo de 2000, y sólo dos puntos porcentuales menos que su tasa de incremento en ingresos.

Merece destacarse la continuidad, un trimestre más, de la mejora progresiva del EBITDA de Telefónica de España con un 6,4% de aumento hasta obtener 1.255,7 millones de euros, apoyada no sólo en el buen comportamiento de ingresos sino por la importante contención de gastos por operaciones, que por primera vez en muchos trimestres muestran una reducción absoluta (-0,9%) respecto al mismo periodo del año anterior.

Es importante destacar que este crecimiento del EBITDA de Telefónica de España no es extrapolable al resto del ejercicio 2000, como consecuencia de que, por un lado, las últimas medidas regulatorias supondrán una aceleración en la pérdida de cuota de mercado por el inicio del alquiler del bucle y el crecimiento de la competencia en tráfico, y por otro, la mayor presión competitiva por parte de los operadores de cable y los mayores esfuerzos de la compañía en precios, así como la aplicación de las reducciones nominales previstas en el “price cap”, vía descuentos, supondrán una tendencia al descenso en el volumen mensual de ingresos. Finalmente, también influirá, desde le punto de vista de los gastos, la aceleración del despliegue de banda ancha y la continuidad en el esfuerzo comercial para hacer frente al incremento de la competencia. En la composición del EBITDA consolidado, Terra aporta 76 millones de euros negativos, cifra que mejora en 26 millones de euros, o un 26% respecto al cuarto trimestre del año 2000.

El mayor crecimiento de EBITDA en términos relativos de cualquier línea de negocio lo recoge Telefónica Móviles con un aumento del 28,6% hasta un total de 751,2 millones de euros, no sólo producto del significativo crecimiento interanual de la base de clientes y el tráfico cursado, sino también por los resultados de la estrategia enfocada en la mejora de la rentabilidad de las operaciones y las economías de escala derivadas del crecimiento del parque de clientes.

El resultado de explotación consolidado cambia en este primer trimestre de tendencia respecto al mismo período del 2000, al crecer un 14,5%, como efecto combinado del mayor EBITDA (+10,9% vs +3,5% en el primer trimestre del 2000) y un menor aumento de las amortizaciones (+8,4% vs 10,9% en el primer trimestre del 2000), que recoge, entre otros factores explicativos, la caída en la dotación de las amortizaciones de Telefónica de España del 9,0% como consecuencia del saneamiento de planta desmontada no amortizada realizada a lo largo del ejercicio 2000.

Es necesario mencionar que como consecuencia de la importante actividad de adquisiciones llevada a cabo por Telefónica el año pasado, las amortizaciones de fondo de comercio presentan un crecimiento significativo del 204,5%, un total de 155,9 millones de euros más que en igual periodo de 2000.

Asimismo, los intereses minoritarios pasan de 204,3 millones de euros negativos a marzo 2000 a 112,8 millones de euros positivos a marzo de 2001 como resultado, por un lado, del incremento de participación en las filiales latinoamericanas llevado a cabo en julio de 2000 y por otro, de la imputación proporcional de las pérdidas de Terra-Lycos a los socios externos. La Operación Verónica ha resultado clave en la estrategia de Telefónica para implantar el nuevo modelo organizativo por línea de negocio y ha tenido un efecto positivo en el beneficio por acción de la Compañía.

Por último, según la compañía, el resultado neto del trimestre incorpora el efecto de dos circunstancias extraordinarias, que son:

Las menores plusvalías asignables al Grupo respecto al ejercicio anterior por enajenación de carteras de valores.

En sentido contrario, las menores provisiones extraordinari

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información