Actualidad | Noticias | 22 ABR 1999

Telecom Italia espera reacciones del gobierno alemán respecto a su fusión con DT

Parece que Telecom Italia ha conseguido defenderse adecuadamente de la OPA hostil lanzada por Olivetti con la ayuda de Deutsche Telekom. Pero, aunque inicialmente la compañía ha aceptado un plan de fusión con el operador tradicional alemán, todavía quedan muchos detalles y consecuencias por evaluar y superar para llevar a cabo esta operación.
Arantxa G. Aguilera
La nueva compañía sería el mayor operador de telecomunicaciones del mundo por capitalización de mercado y cantidad de líneas fijas, según Telecom Italia, y la segunda del mundo (por detrás de la japonesa Nippon Telegraph & Telephone ?NTT--) por cantidad de abonados móviles nacionales y por volumen de tráfico internacional.
Ayer se reunió de nuevo el consejo de administración de Telecom Italia con el organismo regulador del mercado bursátil italiano, Consob, que realizó una petición urgente de información al operador sobre la oferta de intercambio de acciones que se incluye en el plan de fusión. Pero el consejo de administración del operador no ha tomado ?ninguna decisión definitiva sobre el asunto?, según afirmó ayer la compañía en un comunicado. Por tanto, no se han realizado comentarios sobre los precios que la prensa divulgó para el posible intercambio de acciones. Antes de que el consejo de administración tome ninguna decisión adicional, ambos operadores deberán trabajar en dichos detalles.
Una portavoz de Telecom Italia afirmó que ?estamos esperando alguna aclaración por parte del gobierno alemán?. En un comunicado emitido antes de ayer por Telecom Italia, la compañía afirmaba haber pedido al gobierno alemán que ejerciera sus derechos de voto en torno a la nueva compañía durante el período en el que se supone que debe deshacerse de sus acciones en Deutsche Telekom.
El gobierno alemán todavía posee el 72 por ciento de DT y debe reducir dicha participación para que la fusión pueda llevarse a cabo. El ministro de Economía alemán afirmó ayer que el gobierno no participará en la próxima ampliación de capital del operador, lo cual significa que las acciones que posee serán vendidas. Deutsche Telekom pretende realizar una emisión de 286,3 millones de acciones el próximo mes de junio.
Una vez determinados los detalles, Telecom Italia convocará una reunión de accionistas a la que deben presentarse el 33 por ciento de ellos para que pueda ser considerada válida.
La situación plantea un reto interesante, considerando que a principios de mes el operador convocó a sus accionistas para tratar de la oferta hostil de Olivetti y tuvo que suspender la reunión porque se presentaron menos del 23 por ciento. Debido al fracaso de dicha reunión, el operador comenzó la búsqueda de un socio internacional.
Si la próxima reunión de accionistas tiene participantes suficientes para aprobar la fusión, ?el 90 por ciento de los accionistas deberá intercambiar sus acciones por acciones de la nueva compañía?, según la portavoz del operador italiano. Posteriormente, y en el plazo más breve posible, las acciones serán puestas a la venta en las bolsas de Milán, Francfort y Nueva York.
Además de los accionistas de Telecom Italia, el gobierno de ese país también podría bloquear la operación. Aunque sólo posee el 3,4 por ciento de sus acciones, todavía tiene lo que se denomina una ?acción de oro?, que puede vetar los planes de la compañía. Las reacciones políticas no se han hecho esperar en Italia, donde se considera que el trato favorece en demasía a Deutsche Telekom.
?Incluso aunque se trate de un pacto entre iguales, el capital italiano quedaría muy fragmentado, mientras que la participación alemana tendría un núcleo de accionistas mucho más fuerte?, declaró Silvio Berlusconi, líder del partido opositor Forza Italia, según las agencias de noticias italianas.
La operación de fusión deberá pasar también por el escrutinio de la Unión Europea, ya que la Comisión tiene derechos de aprobación sobre todas las grandes fusiones internacionales de la UE. Fuentes de la Comisión explicaron al Servicio de Noticias de IDG anteayer que no hay leyes que eviten la fusión entre los antiguos monopolios nacionales siempre que dicha fusión no suponga la creación de una posición dominante.
Mientras tanto, Olivetti está preparando su oferta formal por Telecom Italia y tiene previsto someterla al Consob a finales de mes para su aprobación.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información