Actualidad | Noticias | 02 ENE 2001

Seguridad y nuevos dispositivos de acceso, asignaturas pendiente de la Red en España para el 2001, según la AUI

La Asociación de Usuarios de Internet (AUI) sitúa la conectividad a Internet a través de dispositivos móviles y televisión interactiva como las asignaturas pendientes en España, junto a la seguridad en la Red, para el año 2001. Ambas cuestiones ocupan un importante espacio en el balance anual que la asociación ha colgado en su web (www.aui.es).
Comunicaciones World
En opinión de la AUI, los nuevos dispositivos de Internet han resultado uno de los protagonistas más populares en 2000, con perspectivas de fuerte crecimiento para el próximo año. Sin embargo, pese a las grandes ventajas, el acceso inalámbrico a Internet tiene todavía un "largo camino" que recorrer antes de que el público general lo considere una herramienta útil.

La AUI cita un trabajo de Nielsen Norman Group donde se destaca que la tecnología inalámbrica todavía cuenta con importantes fallos de la red, del teléfono y de los propios servidores, y sostiene que los servicios de Internet a través del móvil funcionan bien para los usuarios en los enfoques de servicios concretos (finanzas, horóscopos) y ocio.

Sin embargo, la Asociación opina que será la televisión interactiva la que lleve Internet a la mayor parte de los hogares europeos (80 millones de ellos en 2005, según Forrester Research).

Esta circunstancia provocará que las grandes compañías de televisión digital se reconviertan en grandes portales mientras que otros operadores deberán desarrollar políticas de alianzas con portales tradicionales que les permitan captar contenidos y clientes para aumentar su oferta, señala la AUI.

A pesar de estos avances y perspectivas alagüeñas de futuro, la comunidad internauta y los principales actores de Internet deben enfrentarse todavía al que este año, señala la AUI, se ha revelado como uno de los principales problemas de la Red: la seguridad. Para la AUI, el brote del virus `I love you` o el temido error del milenio (Y2K) demuestran que en cuestión de seguridad todavía no se está a salvo.

INVERSIONES MILLONARIAS

El temor generalizado y universal a un colapso en los ordenadores, la cuestión de la seguridad informática ha llegado a constituirse en una preocupación al nivel de un asunto de Estado, según lo confirman los millones invertidos en esta materia, destaca la AUI.

La cuestión de la seguridad en Internet ha tomado especial importancia fundamentalmente entre las empresas que inician sus negocios en la Red y que han comenzado a percibir la necesidad de fuertes inversiones en esta materia. El temor no afecta únicamente a la transferencia de activos a través de Internet, sino que --prosigue-- inclumbe los datos personales, objeto de otro tipo de negocios.

Esta situación genera, en opinión de la AUI, un "notable temor" entre la comunidad internauta. Así, la AUI cita en su balance anual, un informe de Visa International, en el que sólo un cinco por ciento de los consumidores confía en el comercio electrónico, mientras que la mitad de las reclamaciones recibidas se deben a transacciones en Internet, cuando apenas supone un dos por ciento de su negocio total.

La AUI señala que el desafío para 2001 sería, para vencer las barreras de desconfianza y lograr una mayor expansión, ofrecer no sólo la comodidad de conseguir lo que se necesite sino también la garantía de que el comprador podrá contar con una estructura legal que lo apoye y, como en todo, un toque más personal y humano, algo que permitirá en el próximo año que las expectativas de crecimiento se cumplan.

UTOPIAS BURSATILES

La AUI también incide en que el año 2000 ha estado marcado por el derrumbe bursátil de las empresas tecnológicas, la venta y fusión de las `punto com y el fracaso de las muchas empresas virtuales que se lanzaron a la arena de Internet sin suficiente respaldo. Para la asociación, "el sueño de despertar millonario al día siguiente de crear un punto com, desapareció".

A partir de este baño de realidad que ha supuesto el año 2000, la financiación es uno de los obstáculos más difíciles de sortear para las empresas que intentan hacer negocios en la Red. Los bancos se muestran extremadamente cautelosos a la hora de prestarles dinero y, con la situación que se vive en las bolsas, "se derrumba cualquier ilusión de salir a los mercados", explica la AUI.

Pero también el año se despide a juicio de la asociación con dos hechos determinantes en la conectividad a Internet y que muestran un punto de inflexión en el antes y ahora de la Red en España: la tarifa plana y el ADSL. El año se inició con una intensa campaña para la difusión de las líneas ADSL como la tecnología que habría de propiciar el acceso a través de tarifa plana y permitir, gracias a su gran ancho de banda, unas comunicacionees rápidas y fluidas, destaca la AUI.

Las altas expectativas y la considerable respuesta, se han visto, sin embargo, frustradas dadas las listas de espera para la instalación de la línea y los irregulares rendimientos que han desanimado a muchos usuarios.

La tecnología ADSL se completó con una normativa del Gobierno aprobada el pasado mes de junio que establecía una tarifa para conexión a Internet durante la franja de seis de la tarde a ocho de la mañana entre semana y fines de semana que permitía mediante el pago de una tarifa fija al mes acceder a Internet en régimen de tarifa plana.

La AUI concluye señalando que el nuevo año 2001 se inaugurará con la suma de factores como tarifa plana, nuevos sistemas de numeración, y regímenes tarifarios a la mejora que experimentará la infraestructura de telecomunicaciones y con el proceso de liberalización de las mismas en el que se haya embarcada en estos momenetos toda la Unión Europea.
(EP)
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios