Actualidad | Noticias | 20 DIC 2008

Se produce una nueva rotura en los cables submarinos que unen la comunicación entre Europa y Asia

Los esfuerzos por restablecer las comunicaciones entre Europa y Asia han sufrido un nuevo revés, este vez de mayor alcance.
Natalia Mosquera

Los ingenieros de France Télécom justo habían terminado de reparar el cable Sea Me We 4 el pasado 25 de diciembre, cuando el mismo cable se volvió a romper en un sitio diferente. Esta vez a 388 kilómetros de la costa de Alejandría (Egipto), tal y como han reconocido fuentes de France Télécom esta misma mañana.

El barco “Raymond Croz”, que había terminado de arreglar la primera rotura, fue a Sicilia para coger más cable y reparar la segunda avería, que se produjo a más de 3.000 metros de profundidad, según han declarado portavoces de la compañía.

Se espera que el barco alcance el lugar del último incidente el próximo 31 de diciembre y que el problema esté resuelto antes del próximo 4 ó 5 de enero, lo que supone diez más de lo que estimaba en un primer momento.

Sea Me We 4 es uno de los cuatro cables submarinos que fueron cortados el pasado 19 de diciembre, suspendiendo el tráfico de voz e Internet entre Europa y muchos países de África, Oriente Medio y Asia, entre los que se incluyen Egipto, India y Singapur.

Mucho del tráfico fue direccionado por el Pacífico y Norteamérica pero esto ha hecho que las conexiones de Europa y Asia sean más lentas.

France Télécom, que forma parte del consorcio que opera los cables Sea Me We, ha hecho del Sea Me We 4 su prioridad y prefiere no pronunciarse acerca de cuándo se espera que el Sea Me We 3 esté arreglado.

Las primeras roturas de cable se produjeron posiblemente por las redes de pesca, el ancla de un barco o un terremoto submarino. Éstos ocurrieron en una parte baja del mar Mediterráneo entre Sicilia y Túnez, a sólo unos cientos de metros de profundidad.

El último incidente ocurrió a 1.400 kilómetros de distancia de la costa de Egipto y la causa ha sido probablemente un desprendimiento o terremoto submarino, aseguraron ayer fuentes de France Télécom.

Estos incidentes ponen de manifiesto la fragilidad de los cables submarinos que llevan la voz y el tráfico de Internet a miles de millas entre continentes. Al preguntar si es común que el mismo cable se rompa dos veces en dos semanas, el portavoz de France  Télécom dijo: "obviamente no es tener suerte, pero puede pasar".

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información