Actualidad | Noticias | 28 SEP 2005

(Opinión) Trío, la jugada de Telefónica

La oferta de ”triple play” (televisión, Internet y llamadas) que Telefónica puso en el mercado en septiembre, y a la que se ha bautizado como Trío, es algo más que una simple apuesta comercial. Porque para muchos, el “triple play” de Telefónica es una jugada calculada del antiguo monopolio que va mucho más allá del mero afán comercial.
Comunicaciones World

Partamos de una serie de datos. Las expectativas, a corto, medio y largo plazo de Telefónica con respecto a los usuarios que puede lograr con el “triple play” son limitadas. A corto plazo, las razones técnicas de las redes de Telefónica imposibilitan una captación cuantiosa de abonados: de los 71.000 abonados actuales, se quiere alcanzar los 200.000 a finales de año. A medio plazo (pongamos el año 2008), Telefónica aspira, como mucho, a alcanzar un millón de clientes; es decir, menos de los que tiene la televisión de pago en total (satélite, cable y analógico de pago). Y es aquí donde está el verdadero “quid” de la cuestión. La televisión de pago en España tiene un tope que no consigue superar: dos millones de clientes agregados, sean de la red que sea.

Ante un panorama así es inevitable mirar al sector de la televisión de pago para entender por qué se están produciendo determinados movimientos por parte de Telefónica. En primer lugar, la fusión de ONO y Auna Cable, que dará lugar a un grupo mucho más potente. En segundo lugar, hay que tener en cuenta la evolución de Canal Plus hacia una televisión en abierto (canal Cuatro). Este tránsito es inminente. Está previsto para finales de año. De ahí el intento de migración que está haciendo Sogecable, propietaria de Canal Plus, de los abonados residuales de esta cadena hacia Digital Plus, la sociedad de televisión por satélite de la que también es propietaria.

Quizás sea sólo casualidad el hecho de que Telefónica lance ahora la nueva oferta –hacia la que ya habían ido otros países-, pero lo cierto es que coincide con esos dos hechos. De ahí que muchos vean en el “triple play” una jugada a varias bandas. Con el “triple play”, aunque sólo sea funcionando a medio gas, Telefónica consigue, al menos al principio, neutralizar el poder comercial que pueda alcanzar ONO junto a Auna. La gran aportación de Auna a ONO son las demarcaciones de Madrid y Cataluña, precisamente donde el “triple play” tiene más capacidad de despliegue.

Pero el ataque comercial de Telefónica también afecta a Sogecable, en la que participa la propia operadora, con más del 20%. Y afecta precisamente en el peor momento. Justo cuando, con Digital Plus tocando techo de abonados, con una cifra de unos 1,8 millones, la única gran esperanza que le quedaba era un soplo de aire fresco con algunos miles más que le entraran por la migración de los de Canal Plus. Con el “triple play” de Telefónica en marcha, muchos adictos a la televisión de pago posiblemente se pensarán si se abonan a esta oferta antes de pasarse a Digital Plus. Es ahí donde algunos empiezan a vislumbrar un futuro en el que, en realidad, Telefónica no está atacando a Sogecable en tanto que esta compañía, a largo plazo, sólo le podría interesar la televisión en abierto, y no la televisión de pago. Ha empezado reconvirtiendo Canal Plus y algunos aventuran que podría terminar deshaciendo posiciones, o reconvirtiendo Digital Plus

Eugenio Pedrero
comunicaciones@idg.es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información