Actualidad | Noticias | 28 OCT 2003

(Opinión) Ginebra y el sentido común

Las ha habido, y muchas, pero no han sido precisamente las novedades lo que ha dado carácter a la pasada edición de ITU Telecom World, "el mayor escaparate de las telecomunicaciones mundiales", como reza ya en el catálogo de los lugares comunes del sector.
Comunicaciones World

En esta ocasión, carente de aquellos enormes y efímeros edificios que a modo de stands gigantescos encastillaban a los number one de la industria, y olvidada por razones obvias la megalomanía de antaño propia de un mercado endiosado e irreflexivo, la reciente debacle impuso el sentido común en Ginebra.
En un clima de lenta recuperación ?tan real en algunos casos como voluntarista en otros-, fueron los nuevos modelos de negocio y las nuevas formas de suministrar la tecnología y los servicios lo que centró el interés de expositores y asistentes, y muy especialmente en las conferencias del Foro que se celebra en paralelo. Como Gartner concluía su análisis del evento, "las innovaciones se supeditaron a la aplicación comercial de los modelos y tecnologías empresariales". Y éste es el verdadero valor de la edición de este año de la feria cuatrienal organizada por la UIT.

En un ambiente claramente volcado hacia todo lo que significa e implica movilidad, desde la 3G y Wi-Fi a una incipiente 4G, poco más que un leve reflejo del futuro que llega a Europa desde Japón ante unos descreídos usuarios que aún no acaban de volcarse en GPRS, los puntos clave de las más importantes intervenciones en el Foro giraron sobre el verdadero reto que hoy afronta el sector. Las palabras de Andy Green, consejero delegado de BT Global Services y miembro del consejo ejecutivo de BT, fueron clarificadoras al respecto, al poner en duda la madurez de la industria para acometer los cambios necesarios que impone el nuevo panorama. Para Green, como ya para muchos expertos e incluso un buen número de usuarios avezados, la clave no se encuentra hoy en la busca de una ?killer application?, sino en el ?killer approach?, el "enfoque definitivo" que permita realmente abordar de una manera más global la problemática de las empresas y los usuarios.

Pero ese "killer approach" que alumbraba Green en el Foro de Ginebra debe ser además el valor que dé por fin sentido a una industria que, acostumbrada en otra época a crecer y enriquecerse a base de las falsas verdades y las falsas mentiras de una continua innovación con muy poco valor real, ante el deslumbramiento de la sociedad por la maquinaria ?y la parafernalia- de la novedad, debe encontrar su hueco en la economía mediante la tan complicada como sencilla tarea de dar verdaderas soluciones. Parece mentira que la fiebre del oro de otros tiempos haya podido mantener oculto algo tan obvio.

La convergencia en todas sus manifestaciones será el motor hacia el optimismo. Una convergencia que, cuando se trata de configurar ofertas conjuntas de operadores, proveedores de servicios y fabricantes de hardware y software, será el factor que por fin imponga la economía digital. Resultan realmente prometedores los nuevos conceptos que, como la utility computing, on demand y el "pago por uso", abren las puertas a un nuevo tipo de servicios y a un nuevo modelo de negocio en el que, esta vez sí, todos ganan.

Afortunadamente, son muchas las iniciativas que están surgiendo en este sentido, como la alianza entre Alcatel y HP dada a conocer en Ginebra. La alianza, que parte con France Telecom como primer socio, está abierta a los operadores y proveedores de servicios para suministrar a las empresas, y especialmente a las pymes, una plataforma de soluciones avanzadas e integradas de comunicaciones bajo el modelo de pago por uso.

Esta y otras iniciativas similares serán las que definitivamente acaben sacando al sector de la crisis no sólo económica sino también de identidad en la que se halla inmerso. Sería desastroso que, cuando regresen las vacas gordas y la economía mundial se reponga, la industria de las TI y las telecomunicaciones aún no tenga del todo claro su nuevo cometido y las nuevas reglas de juego. Sería desastroso y, además, suicida.




Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información