Actualidad | Noticias | 28 SEP 2005

(Opinión) A la segunda va la vencida

La adquisición de Siebel por Oracle no sólo da muestras de la guerra de consolidación que está viviendo el mercado de aplicaciones de empresa, sino que evidencia, además, el auge que, en segunda instancia, está cobrando el software bajo demanda.
Comunicaciones World

A las pocas semanas del anuncio de la compra, Larry Ellison, CEO de Oracle, aseguraba que, durante los próximos años, la compañía reforzará su oferta “on-demand", en la que los servicios de CRM bajo esta modalidad adquiridos con Siebel jugarán, sin duda, un papel fundamental. Y es que el mercado del software bajo demanda, también llamado “software como servicio” (SaaS –Software as a Service), heredero de los restos del naufragio del modelo ASP de los años del boom, está cobrando nueva vida, y no sólo para las pymes, también para grandes empresas. Según IDC, el gasto mundial en software suministrado como servicio creció un ¡40%! en 2004, alcanzando un valor de 4.200 millones de dólares, cifra que en 2009 ascenderá a 10.700 millones. Identificando la misma tendencia de rápidos crecimientos, Gartner predice que un tercio de todo el nuevo software desplegado durante los próximos cinco años será suministrado como servicio, en vez de ser comprado e instalado internamente por las empresas. El software basado en suscripción sólo representa hoy del 3 al 5% del mercado total de software, pero esa tasa llegará a alcanzar el 10% en 2010.

Como anticipo de estos pronósticos, el éxito durante los últimos tiempos de firmas como Salesforce.com, centrada en el CRM “on-demand”, arrojan nueva luz a un modelo de servicios y de suministro del software que, en sus primeras tentativas y con los ASP como estrellas, nació y prácticamente murió con la fiebre tecnológica de los últimos años 90. En su nueva modalidad, el software bajo demanda toma hoy el relevo de aquellos ASP pioneros, dando vida a una segunda generación de compañías entroncadas con el concepto general on-demand de las TIC que fabricantes, integradores, proveedores de servicios y operadores están poniendo en marcha. Un concepto que, un paso más allá, sumando el propio hardware al modelo de pago por uso, sienta las bases de la utility computing, hoy uno de los verdaderos motores de desarrollo de un sector que se está reinventando a sí mismo como medio de supervivencia.

Pero las aplicaciones de automatización de las fuerzas de ventas y las de CRM no son las únicas que están revitalizando el mercado del software bajo demanda. A la vista de las conclusiones de los estudios de las consultoras, las aplicaciones de gestión de las TIC, nóminas y recursos humanos, seguridad y conferencias Web también se sitúan en la parte alta de la lista de las áreas más demandas y utilizadas por los usuarios bajo el nuevo modelo. Es, pues, un muy amplio negocio el que ahora se abre en el sector y que se retroalimenta gracias a las ventajas en costes que, por lo general, supone para las empresas. Muchas no querrán pasar por alto una forma de poner en marcha aplicaciones y servicios que cuenta con el aliciente de eliminar, o al menos reducir sustancialmente, los costes de licencias, actualizaciones, configuración, gestión y mantenimiento, y, por tanto, permite dedicar recursos y esfuerzos a las actividades verdaderamente críticas de los negocios. Dados los tiempos que corren, no es ninguna tontería.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información