Actualidad | Noticias | 25 AGO 2000

Ocho compañías optan a las licencias de tercera generación en Italia

La subasta italiana de licencias de UMTS se ha visto sorprendida por la incorporación a última hora del, hasta el momento desconocido, consorcio Anthill, lo que eleva hasta ocho el número de aspirantes a las licencias de telefonía móvil de tercera generación en este país del Mediterráneo.
Comunicaciones World

Aunque el presidente de Anthill, Attilio Caruso, no ha querido dar detalles de la composición del consorcio, se ha sabido que está liderado por la compañía de telecomunicaciones International Last Mile, localizada en el sur de Italia, y respaldado por un grupo de compañías que también operan en esta zona. Algunos de los socios se mueven en los sectores de tecnologías de la información, telecomunicaciones y seguros. Caruso ha revelado que se encuentra en avanzadas negociaciones con varias compañías extranjeras.

El "nuevo" tendrá que competir con cuatro operadores de telefonía móvil fuertemente establecidos en el país, así como con otros tres aspirantes. Entre los fuertes se encuentran Telecom Italia Mobile (TIM), con 20 millones de clientes; Omnitel Pronto Italia, controlada por Vodafone; Wind, fruto de la alianza entre France Télécom y la italiana ENEL y Blu, respaldada por BT.

Como ya informábamos ayer, una de las entradas ha sido la de IPSE 2000, consorcio formado por la española Telefónica y la finlandesa Sonera, aunque también cuenta con importantes socios italianos que favorecen su posición.

Andala es un consorcio reunido por Renato Soru, fundador de la compañía de telecomunicaciones e Internet, Tiscali, que cuenta con el apoyo del banco San Paolo IMI y de CIR. Recientemente ha obtenido el significativo apoyo financieras del conglomerado de Hong Kong Hutchison Whampoa, que se retiró de la competición germana para concentrase en la italiana.

Otro de los competidores es ATI, apoyado por Tu Tic Utilities (grupo Alitalia) y un número de pequeñas compañías municipales. Como Anthill, está en conversaciones con potenciales socios de carácter internacional.

El Ministro de Comunicaciones decidirá sobre la viabilidad de las propuestas el 2 de septiembre y los que sean clasificados tendrán que presentar sus planes empresariales el 11 de septiembre, mientras que la fase propiamente competitiva dará comienzo a principios de octubre. El gobierno ha establecido como precio de salida la cantidad de 1,7 billones de pesetas, cifra que los aspirantes tendrán que aumentar en un mínimo del 5% durante los 10 primeras rondas y posteriormente en un 2%.

La subasta italiana apenas alcanzará los niveles de la alemana y la británica por la dominante posición de TIM y Omnitel en el mercado GSM, pues entre los dos controlan el 90% del mismo, según vaticinan algunos analistas.

Las cinco licencias serán concedidas a principios de diciembre de 2000, según ha comunicado el ministro.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información