Actualidad | Noticias | 28 MAR 2001

NTT DoCoMo pone en cuestión la capacidad de las redes para soportar servicios 3G

NTT DoCoMo ha lanzado una advertencia en relación a la capacidad de las redes para el soporte de servicios móviles de tercera generación (3G). Según un alto ejecutivo de la compañía, además, el problema no sólo afectará a DoCoMo, sino que será de carácter universal.
Comunicaciones World
A aproximadamente dos meses de la fecha prevista para la puesta en funcionamiento en Tokio por NTT DoCoMo del primer servicio 3G del mundo, el representante de la operadora ha comunicado que las simulaciones realizadas por la compañía muestran que el espectro a ella asignado no será suficiente para soportar la riqueza de los servicios móviles multimedia dentro de cinco o seis años.

Se supone que este tipo de servicios de tercera generación incluirá un amplio número de prestaciones multimedia como audio y vídeo a usuarios, además de la tradicional telefonía y la navegación Web básica disponible ya sobre los sistemas de segunda generación. Pero existe un grave peligro relacionado con el hecho de que aplicaciones como el vídeo requieren un incomparablemente mayor ancho de banda que la telefonía. Aunque, desde luego, las redes serán más potentes, si el número de usuarios de estos servicios fuera mayor de lo previsto el problema sería serio. Y esto podría perfectamente ocurrir en áreas con una alta densidad de población. Hasta qué punto será complicado atender la demanda no se sabrá hasta que los servicios hayan sido lanzados y la operadora pueda hacerse una idea de los patrones de utilización de los mismos, con qué frecuencia son demandados y en qué áreas son más utilizados.

“Necesitamos monitorizar las tendencias del tráfico para determinar si tenemos suficiente capacidad o no. Pero el hecho es que hemos realizado simulaciones, según las cuales cabe concluir que el espectro que actualmente tenemos asignado, 15 MHz, no será suficiente en cinco o seis años”. Aunque realmente han sido asignado a este operador 20 MHz, una cuarta parte de esta capacidad se comparte con el servicio PHS (Personal Handyphone System), lo que impide su aprovechamiento en estos momentos para comunicaciones 3G. Alegando también que ello podría reducir el riesgo de interferencias con PHS, DoCoMo ha solicitado al gobierno japonés al menos otros 5 MHz de espectro. “Para el sistema actual de segunda generación PDC tenemos asignados 30 MHz, con los que prestamos servicio a 35 millones de suscriptores . Si conseguimos 5 MHz adicionales para el servicio 3G FOMA, el total del espectro para la tercera generación continuará por debajo, en 20 MHz”. Por tanto, aunque el gobierno satisfaga su petición, la compañía tendrá que buscar soluciones adicionales, como es una eficiencia mejorada en la utilización de la frecuencia.

Además, según el representante de la operadora japonesa, “se trata de un problema universal”. En Japón será mayor dentro del área metropolitana de Tokio, debido a su altísima densidad de población; si la situación se soluciona aquí, quedará resuelta para el resto del país. “Lo mismo ocurrirá en Estados Unidos con las ciudades de Los Angeles y Nueva York.

www.nttdocomo.jp

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información