Actualidad | Noticias | 22 NOV 2006

Novell se distancia de los comentarios de Ballmer

Novell ha expresado su desacuerdo con los comentarios realizados la semana pasada por Steve Ballmer, CEO de Microsoft, en los que declaraba que el sistema operativo Linux infringe las patentes de Microsoft. Las dos empresas, no obstante, han dicho que su recientemente anunciada alianza permanece intacta.
CIO


“Estamos en desacuerdo con las recientes declaraciones realizadas por Microsoft sobre el asunto de las patentes y Linux”, ha asegurado Ron Hovsepian, CEO de Novell, en una cara abierta publicada en el sitio Web de la compañía. “Es importante aclarar que nuestro acuerdo con Microsoft no es de ninguna manera un reconocimiento de que Linux infrinja derecho de propiedad intelectual alguno de Microsoft. Proclamar lo contrario es un intento de sembrar temor, incertidumbre y dudas, y no promueve una base justa para la competencia”.

En otro tiempo acérrimos enemigos, Novell, el distribuidor de SUSE Linux, y Microsoft firmaron el pasado 2 de noviembre un acuerdo en el que ambas compañías convertían en objetivos comunes el hacer que sus respectivos sistemas operativos trabajaran mejor juntos, ayudarse recíprocamente en las áreas de ventas y marketing, y proteger a sus clientes corporativos contra posibles litigios de patentes.

Microsoft ha publicado un comunicado en el que dice “respetar el punto de vista de Novell sobre la cuestión de las patentes, aunque nosotros tengamos una perspectiva diferente. Novell está en su perfecto derecho a no admitir la existencia de ningún problema de propiedad intelectual como motivo de nuestro acuerdo de colaboración sobre patentes. No obstante, en Microsoft hemos emprendido nuestro propio análisis sobre nuestro catálogo y hemos concluido que era necesario e importante crear un pacto de patentes para los clientes de estos productos”.

Cuando la alianza fue anunciada el 2 de noviembre, los ejecutivos de Microsoft declinaron decir si consideraban que el sistema operativo Linux incluye propiedad intelectual de Microsoft o infringe de alguna manera sus patentes. Pero en una sesión de preguntas y respuestas realizada en el marco de una conferencia para profesionales especializados en bases de datos en la localidad de Seattle el pasado jueves, Ballmer declaró abiertamente que “Linux utiliza nuestra propiedad intelectual” y los usuarios de este sistema operativo de código abierto se enfrentan a “una responsabilidad cuyas consecuencias están aún por revelarse” como resultado.

Las palabras de Ballmer parecían confirmar las sospechas de los miembros de la comunidad de código abierto. Muchos de ellos habían criticado ya el acuerdo Novell-Microsoft, aduciendo que violaba los términos de la General Public Licence (GPS) versión 2, bajo la cual se licencia Linux, y que daría además a Microsoft argumentos en caso de que decidiera presionar con reclamaciones sobre su propiedad intelectual.


Templando ánimos
En su carta, Hovsepian insiste en la primera postura de Novell cuando se iniciaron las críticas. La compañía siempre ha reiterado que el acuerdo de patente con Microsoft no implica que el código abierto Linux viole ninguna patente del fabricante de Windows. “Cuando decidimos firmar el acuerdo con Microsoft, Novell no admitió que Linux o cualquier otra oferta de Novell infringiera sus patentes. Nos oponemos rotundamente a que nuestra alianza sea utilizada para sugerir que los miembros de la comunidad Linux deban a Microsoft ninguna remuneración”.

En una conference call celebrada a última hora del lunes, ejecutivos de Novell y Microsoft subrayaron que las dos empresas continúan apoyando su alianza. “No estamos distanciándonos del acuerdo. Creemos que es un acuerdo notable”, aseguró John Dragoon, máximo responsable de marketing de Novell.

“Los comentarios de Steve expresan unpunto de vista que realmente existe en Microsoft”, declaró Dave Kaefer, director general de Microsoft para licencias de propiedad intelectual, quien también comentó que las violaciones de patentes “latentes” –y los acuerdos para indemnizar a unos y otros contra ellas- son algo bastante común. Kaefer dijo asimismo que “donde nosotros competimos con alguna compañía con tecnología similar, es frecuente que exista solapamiento. Eso no significa que uno sea el bueno y otro el malo, sino que ambos hemos creado mucho valor”.

Kaefer confirmó que Novell y Microsoft intercambiaron sus respectivos catálogos de patentes para conocerlos antes de sellar la alianza, subrayando que esto es una práctica típica en tales situaciones. Pero ni él ni Dragoon dijeron hasta qué punto había sido exhaustiva la revisión de los catálogos respectivos, ni si este exámen reveló alguna posible violación de la propiedad intelectual de Microsoft por el código abierto Linux.

Preguntado sobre si Microsoft consideraría revelar qué partes de Linux infringían según su punto de vista la propiedad intelectual de la compañía para que los desarrolladores de código abierto pudieran eliminarlas, Kaefer objetó que “no sería muy productivo”. “Las patentes son difíciles de entender. Es necesario tener un cierto grado de experiencia para comprender el alcance de cada una. Y existen dudas legítimas sobre la calidad de las patentes. La realidad es que sería necesario inspeccionar miles de patentes y miles de productos. Enfocarse en cada uno de ellos sería prohibitivo”.

En cuanto a si los aficionados Linux y los usuarios deberían estar preocupados por la posibilidad de que Microsoft les demandara, Kaefer contestó simplemente que “la historia de Microsoft no está marcada por litigios de patentes”. Tan sólo ha demandado a una compañía, el fabricante de periféricos Belkin, en la última decáda, según Kaefer.

Dragoon no quiso comentar las informaciones sobre la posibilidad de que la versión 3 de GPL, actualmente en proceso de elaboración, considere inválido el acuerdo entre Novell y Microsoft, calificándolas de “especulación”.


Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información