Actualidad | Noticias | 02 ENE 2012

Nokia Siemens añade inteligencia a las redes móviles con Liquid Net

En 2020 el número de usuarios de banda ancha móvil se habrá multiplicado por 100 y el tráfico que intercambiará cada uno de ellos se elevará a 1 GB diario. Asumir tales niveles de intercambio de información con la flexibilidad necesaria para adaptarse a los cambiantes patrones de tráfico según aplicaciones, horarios y zonas geográficas requiere una nueva generación de redes móviles capaz de proporcionar grandes capacidades, como ya hace LTE y promete LTE Advanced, también con las tecnologías 3G actuales. Y eso es lo que ofrece ya Liquid Net, la nueva apuesta en infraestructuras móviles de Nokia Siemens Networks.
Paco Sánchez

“Con Liquid Net ayudamos a los operadores a eliminar los cuellos de botella tanto en las redes móviles actuales como en las futuras para hacer un uso más eficiente de sus recursos adaptándolos a la demanda de los usuarios finales de una manera inteligente y automática gracias a su capacidad de autodiagnóstico”, asegura Óscar Carrera, director de la Cuenta Global de Telefónica en Nokia Siemens Networks.

Carrera destaca la flexibilidad de Liquid Net para adaptarse a la utilización cambiante que el usuario hace de la red. Si durante el día son los grandes centros urbanos los que hacen un uso más intensivo de las redes móviles, por las tardes y las noches esa concentración de tráfico se traslada a las zonas residenciales. Igualmente, si por las mañanas las aplicaciones más utilizadas son la voz y el correo electrónico, fuera del horario laboral son el vídeo y los datos el tráfico dominante. “Si a estas circunstancias se une el auge de smartphones y tablets y el surgimiento constante de nuevas aplicaciones con un consumo elevado de ancho de banda, las redes móviles han de garantizar la flexibilidad y escalabilidad requeridas para dar soporte a esa tendencia creciente con altos niveles de calidad”.

Nokia Siemens añade inteligencia a las redes móviles con Liquid Net“Aunque LTE y LTE Advanced pueden dar respuesta a muchos de estos retos, no sólo por su mayor capacidad sino también porque introducen arquitecturas de red más planas que mejoran los tiempos de respuesta de las aplicaciones, Liquid Net permite sacar partido de estas ventajas incluso con las actuales infraestructuras de redes 3G. La nueva solución de Nokia Siemens se adapta a la falta de predictibilidad de uso ofreciendo escalabilidad para dar soporte al creciente volumen de tráfico y los requerimientos de mayores velocidades”, afirma Carrera.

Como la demanda es fluctuante e imprevisible puede haber áreas de la red que estén saturadas mientras otras pueden tener parte de su capacidad inactiva, haciendo así un uso ineficiente de los recursos del operador y degradando la experiencia del usuario. Liquid Net libera de forma automática la capacidad inutilizada de la red para obtener los recursos requeridos para satisfacer la demanda en cada momento y lugar, canalizando el tráfico por la ruta de menor resistencia y menor coste.

Compartición de recursos

Liquid Net consta de tres componentes: Liquid Radio, Liquid Core y Liquid Transport. “Cada uno de ellos es independiente, ya que pueden ser adoptados por el operador de forma individual, aunque la instalación de la solución total permite conseguir todo las ventajas potenciales de la arquitectura”, explica el director de la Cuenta Global de Telefónica en Nokia Siemens.

Liquid Radio aporta como novedades compartición de los recursos de procesamiento, sistema de antenas activas y unificación de redes heterogéneas. Al llevar los módulos de procesamiento de las antenas a un lugar centralizado pueden ser interconectados entre sí y asignados automática y dinámicamente según las necesidades en cada momento, lo que permite al operador optimizar el dimensionamiento de su red.

Por otra parte, el sistema de antenas activas hace posible focalizar su acción en una o varias zonas concretas de cobertura para lograr ganancias de capacidad de hasta el 60%. Finalmente, los módulos de procesamiento son capaces de manejar de forma eficiente los distintos tipos de redes para que de forma sincronizada puedan ser utilizadas de acuerdo con las necesidades del tráfico. “Si se utiliza una aplicación de videollamada se requiere una velocidad mayor que si se está bajando el correo. Dependiendo de la aplicación y el uso la red el sistema es capaz de empujar el tráfico de una red a otra.” Además, los nuevos módulos de frecuencia ofrecen ahorros de consumo energético de hasta un 40%.

Liquid Core ofrece, por su parte, gestión inteligente del ancho de banda y virtualización del núcleo de red. “La gestión inteligente del ancho de banda garantiza de forma dinámica que una aplicación concreta disponga de extremo a extremo de los recursos que precisa para garantizar una experiencia de usuario de calidad, mientras que la virtualización del núcleo de red permite que las distintas funcionalidades del core puedan cargarse en hardware de propósito general. Esto significa que varios elementos de red que antes dependían de cajas independientes en lugares físicos diferentes puedan ahora concentrarse en un único hardware de alta capacidad según el estándar ATCA (Advanced Telecommunications Computing Architecture) con las consiguientes ventajas en costes y flexibilidad para el operador”, explica Carrera.

Liquid Transport, finalmente, garantiza que los servicios se puedan ofrecer a todos los clientes simple y rápidamente, canalizando el tráfico por la ruta de menor resistencia. Esto es posible gracias a una óptica flexible, la optimización de capas múltiples y el control inteligente. La optimización de capas múltiples permite al operador ahorrar en inversiones de capital hasta un 70%.  

Innovación continua

Liquid Net supone la culminación del proceso de innovación emprendido por Nokia Siemens Networks para crear redes móviles inteligentes que permitan a los operadores optimizar recursos, reducir costes y conseguir nuevas fuentes de ingresos. “En concreto, somos realmente innovadores en cuanto a la separación de los módulos de procesamiento de las antenas, lo que permite centralizarlos y compartirlos según las necesidades. Asimismo, aunque hay experiencias militares similares a lo que ya ofrecen nuestras antenas activas, Liquid Net representa el primer despliegue comercial de estos sistemas”, afirma Oscar Carrera.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información