Actualidad | Noticias | 26 NOV 2008

Nace una nueva tecnología que abarata el precio de los smartphones

La firma Sandbridge Technologies anuncia la disponibilidad de una nueva tecnología que podría ayudar a reducir el precio de los smartphones, hasta en un 15 por ciento, a medida que los operadores comiencen a dirigir su miras hacia el mercado de las redes inalámbricas 4G.
Encarna González

La compañía neoyorquina ha anunciado los planes para el nuevo procesador para teléfonos móviles, denominado SB3500, que ya se está comercializando en los teléfonos móviles, principalmente smartphones, de fabricantes de todo el mundo. Este nuevo procesador, en cuyo desarrollo ya llevan algunos años trabajando, difiere de otros chips empleados en los teléfonos móviles o smartphones en el hecho de que, como afirman los responsables de la compañía, está basado completamente en software y se puede reprogramar. De acuerdo con esta firma, esto significa que los fabricantes de teléfonos serán capaces de poner en un mismo paquete múltiples tecnologías y funciones en un solo chip. Y, ya que se trata de un software que se puede programar, los distintos fabricantes de teléfonos podrán determinar qué tecnologías soporta el procesador. Esto ayudaría a los fabricantes de teléfonos móviles a reducir el número de chips que necesita un teléfono, lo que, en consecuencia, reduciría los costes de hardware y la complejidad técnica de los dispositivos.

De acuerdo con Tanuj Raja, vicepresidente de desarrollo de negocio de Sandbrige, “ya que permitimos a los fabricantes poner en un mismo paquete más funcionalidad en un único procesador, podemos reducir el coste de esos teléfonos cerca de un 15 por ciento”.

Para los responsables de la firma, esto adquiere mayor importancia a medida que los consumidores requieren cada vez de más funcionalidades en los dispositivos inalámbricos. Por ejemplo, el iPhone 3G de Apple tiene soporte para conectividad inalámbrica Wi-Fi, Bluetooth y GPS, para lo que se requieren diferentes chips. Sin embargo, desde Sandbridge, apuntan que, con su propuesta, Apple tan sólo necesitaría de un único procesador que soportaría todas estas funciones de conectividad.

Para los consumidores, sin duda, todo esto se traduce en dispositivos más sofisticados y a preciso más bajos que los actuales. Cada procesador y pieza de hardware que se incorpora en un teléfono tiene un coste de modo que, si los fabricantes pueden reducir el número de chips que se utilizan, podrán reducir sus costes.

Sandbridge no es la única compañía que está desarrollando este tipo de procesadores. Otras firmas como Texas Instruments y NXP Semiconductors también están trabajando en esta área aunque, por el momento, sólo Sandbridge ha conseguido crear un chip que pueda procesar de forma tan rápida la información sin consumir demasiado y que esté disponible para dispositivos móviles.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información