Actualidad | Noticias | 06 OCT 1999

MCI WorldCom adquiere finalmente Sprint por 129.000 millones de dólares

La oferta de 129.000 millones de dólares que MCI WorldCom había hecho para adquirir Sprint ha sido aceptada por los consejos de ambos operadores, que consideran la operación como una "fusión" de alcance mundial. Una vez obtenidas las correspondientes aprobaciones del regulador y los accionistas de cada compañía, el operador combinado se llamará WorldCom. La oferta que BellSouth había presentado para adquirir Sprint no ha tenido éxito.
Arantxa G. Aguilera

Bernand Ebbers, presidente y CEO de MCI WorldCom mantendrá su actual puesto, mientras que William Esrey se convertirá en presidente de la nueva compañía. WorldCom tendrá operaciones en más de 65 países, 140.000 empleados en todo el mundo y presencia local en 2.500 mercados estadounidenses, con unos ingresos anuales de 50.000 millones de dólares, según su máximo responsable. Las expectativas de crecimiento de la compañía, que se convertiría en el segundo mayor proveedor de larga distancia de Estados Unidos, tras AT&T, son de un 20 por ciento anual.

La fusión podría forzar a las compañías a deshacerse de ciertas sociedades, especialmente las de Internet que mantienen en Europa, algo que están dispuestas a hacer con el objetivo de que la operación pueda llevarse a cabo.

Sprint va a abandonar su estrategia internacional a consecuencia de su fusión con MCI WorldCom. En la primera conferencia de prensa conjunta celebrada por ambas compañías, el máximo responsable de Sprint, William Esrey, confirmó que su compañía se irá separando de Global One, consorcio internacional de voz y datos, incluso antes de que se concluya la fusión con MCI WorldCom.

Sprint utilizará la capacidad y los servicios internacionales de MCI WorldCom a través de la red que ésta está construyendo en todo el mundo. Global One ha recibido muchas críticas por no poseer instalaciones locales y tener una capacidad internacional limitada, aunque el año pasado ha intentando hacerse con nuevas redes ATM e IP suministradas por Nortel y Cisco, respectivamente.

Los clientes de Global One continuarán con sus actuales contratos, pero Esrey considera que lo más probable es que alguno de los dos socios restantes del consorcio ?France Telecom o Deutsche Telekom?compre los derechos del mismo. Lo que sí quedó claro es que Sprint no será quien realice esa adquisición.

MCI WorldCom empezará inmediatamente a ofrecer el servicio PCS de Sprint bajo la marca de MCI WorldCom. La compañía combinada tratará de construir una red celular que conecte a sus clientes sobre infraestructura de banda ancha incluso aunque estén geográficamente distantes de las centrales de conmutación con el objetivo de beneficiarse de la tecnología DSL.

La red Integrated On-Demand de Sprint (un servicio de acceso integrado basado en ATM que ha tardado mucho en ser lanzado) no fue apenas citada por los responsables de los operadores que, sin embargo, reforzaron la idea de que la estrategia On-Net de MCI será ampliada. Esta iniciativa conecta las instalaciones de los usuarios de extremo a extremo, incluyendo el bucle de abonado en ambos extremos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información