Actualidad | Noticias | 26 SEP 2006

Mark Hurd, CEO de HP, se disculpa por el escándalo de las filtraciones

Mark Hurd, CEO de HP, se disculpó la pasada semana por la conducta de su compañía tras las acusaciones de espionaje. Además, ha reconocido que él aprobó la investigación de empleados, miembros del consejo y periodistas en un intento de descubrir quién era el que estaba detrás de las filtraciones, aunque asegurando que no aprobó el uso de tecnología de rastreo en un e-mail a un periodista ni otras tácticas “inapropiadas” que finalmente se siguieron en la investigación.
CIO

Por otra parte, a pesar de anunciar su retirada como presidenta del consejo para el próximo mes de enero, Patricia Dunn ha dimitido con carácter inmediato, saliendo incluso del consejo de administración, donde aseguraba que se quedaría como miembro.


“Extiendo mi sincera disculpa a aquellos periodistas que fueron investigados y a todos aquellos que se hayan visto afectados”. Mark Hurd, CEO y presidente de HP, se disculpaba de esta forma el pasado viernes tras el escándalo en el que la compañía se ha visto envuelta en los últimos días y que ha supuesto la dimisión de Patricia Dunn como presidenta del consejo.

Una dimisión que se había anunciado para enero y que se ha adelantado, representando incluso la salida Dunn del consejo de administración en todos los sentidos, en lugar de permanecer como miembro, tal y como se informó en un primer momento. De este modo, Hurd, que será el sustituto de Patricia Dunn al frente del consejo de administración, aceptaba la renuncia de la directiva agradeciéndole los ocho años pasados a cargo de la junta directiva.

Respecto a la disculpa efectuada por el CEO de HP, éste reconocía haber aprobado la investigación de empleados de la multinacional, miembros del consejo y periodistas con objeto de encontrar al culpable de las filtraciones. Sin embargo, Hurd hacía hincapié en que no aprobó el uso de tecnología de rastreo en e-mails o de otras “tácticas inapropiadas”, como la vigilancia física o la obtención de registros telefónicos mediante falsas excusas.

La participación o no de Mark Hurd en estos hechos ha sido algo muy comentado en los últimos días. El directivo reconoció haber asistido brevemente a una reunión el 25 de julio en la que se discutió la investigación, tema que volvería a aparecer otra vez en enero de 2006 y más tarde en febrero. “En la última reunión, el equipo de investigación me informó de que tenían intención de enviar un e-mail conteniendo información falsa con objeto de identificar la fuente de las filtraciones”, admitía Hurd.

Asimismo, el CEO de la firma también comentó que no había leído un informe que se le envió en marzo de 2006 que incluía información escrita sobre la investigación. “Entiendo que hay un informe escrito con contenido de la investigación que se nos envió a mí y a otros, pero no lo leí. Lo pude haber hecho y lo debía haber hecho”.

“Las inapropiadas técnicas que se utilizaron no reflejan los valores de HP. No son indicativas de cómo hacemos las cosas en la compañía”, señalaba el máximo responsable de la multinacional. En este sentido, remarcaba que HP tenía “las mejores intenciones cuando comenzó la investigación, pero ésta se encaminó por una dirección que no pudimos anticipar. La gente de HP no se merece esto, así como tampoco ninguno de los implicados”.

Por otra parte, se ha designado a Bart M.Schwartz, un antiguo fiscal de Estados Unidos, como abogado para revisar los métodos de investigación de la compañía y los comportamientos de los implicados.





Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información