Actualidad | Artículos | 27 JUN 2012

Los retos de 2012 en el sector de las telecomunicaciones

Network World
Dos son los principales retos a los que se enfrenta el sector desde un punto de vista estratégico en un futuro cercano. En el campo de las telecomunicaciones móviles, el declive de los ingresos de la voz y los servicios tradicionales de telefonía móvil (SMS o MMS) no está siendo compensado por la explosión de los servicios de banda ancha móvil, principal (por no decir único) motor de ingresos para los operadores. Una simple comparativa de los precios de venta por unidad de volumen de tráfico cursado revela grandes diferencias, de hasta dos órdenes de magnitud, entre el precio de venta de la voz y de los datos, y una creciente dificultad de los operadores en obtener rendimiento de sus infraestructuras de red de acceso móvil, que en un futuro cercano se planean actualizar a la tecnología LTE.

Por otro lado, el sector se enfrenta a una importante inversión para desarrollar las redes de acceso de nueva generación, puerta de entrada a las redes de banda ancha ultrarrápida. Los operadores de cable han tomado aquí la delantera a Telefónica, gracias a menores costes de actualización de su red, que le permiten ofrecer servicios de más de 50 Mbps a prácticamente toda su base de clientes, con cobertura por encima del 50% de los hogares españoles. El despliegue de redes de acceso de fibra hasta el hogar para Telefónica implica la renovación del tramo de acceso, que representa un porcentaje muy alto de los costes de despliegue de la operadora de telecomunicaciones.

Retos del sector de telecomunicacionesEl sector asiste en 2012 a diversos acontecimientos en el ámbito de la regulación que pueden condicionar el desarrollo futuro del sector, con la mirada puesta en la revisión del análisis de los mercados relevantes y los cambios que esta pudiera comportar en las políticas regulatorias de la CMT. Particularmente, la revisión de los mercados 4 (Acceso físico a la infraestructura de red física) y 5 (Acceso mayorista de banda ancha) en el segundo semestre del año, puede ayudar a disminuir la incertidumbre regulatoria alrededor de los nuevos despliegues. El organismo regulador tendrá la difícil tarea de articular una política que a la vez fomente el despliegue de redes de acceso de nueva generación en el país, sin afectar a la competencia en la explotación de las mismas.

En general las métricas de demanda de líneas en el pasado año han sido positivas según los datos del informe trimestral de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), por ejemplo, con un alza del 5% en banda ancha fija y un tráfico móvil de voz que prácticamente se ha mantenido estable. No obstante, 2011 fue otro año aciago (y van tres) en cuanto a crecimiento de los ingresos, con un retroceso del 6% en los ingresos minoristas, y afianzó el efecto sustitución que la banda ancha móvil ejerce sobre los servicios de mensajería.

La negativa tendencia en ingresos y la complicada coyuntura macroeconómica, con un crédito inversor cada vez más exigente, se deberán analizar a la hora de acometer los proyectos de renovación de las redes de acceso, tanto fijas como móviles, y sin duda pondrán trabas a la hora de cumplir los ambiciosos objetivos de la Comisión Europea en materia de agenda digital

Santiago Andrés Azcoitia, gerente del área de TMT en Deloitte

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información