Actualidad | Noticias | 24 NOV 2006

Los españoles abogan por un servicio al cliente personalizado

Los españoles no quieren ser atendidos por sistemas de teléfono automático. Esta es la conclusión que llega el estudio encargado por Easynet a la empresa YouGov. Un 59% de los españoles detestan ser atendidos por un sistema de teléfono automático y un 50% se sienten ignorados por sus proveedores.
Comunicaciones World
Para realizar este estudio se ha encuestado a más de 1.666 trabajadores de grandes empresas en siete países europeos entre los que se encuentra España. Los españoles demandan a sus proveedores un servicio al cliente más directo y personalizado.
El estudio revela que un 59% de los españoles detestan ser atendidos por un sistema de teléfono automático y que un 50% se sienten ignorados por sus proveedores. Al 53% le irrita que le pongan en espera cuando es atendido por teléfono y el 42% se siente muy molesto cuando es tratado como un número y no como un nombre, lo que destaca muy por encima respecto al resto de los países encuestados. Asimismo, un 48% demanda ser tratado con mayor respeto. Sin embargo, resulta curioso que lo que menos importa a los españoles es que se les cobre de más en el servicio que reciben.
El mal servicio al cliente no sólo es un problema de España. El mensaje que se extrae de las empresas europeas es que existe una lacra entre las expectativas del cliente y lo que reciben. Un número significativo afirma que obtener una respuesta rápida es el aspecto que más valoran en un servicio al cliente excelente, pero esto puede derivar por igual en un mal servicio o en uno bueno.
Sólo el 38% de las empresas afirmaron que siempre les resulta sencillo contactar directamente con su proveedor. Todos los países denunciaron lo molesto que es ser atendido por un contestador automático, incluso mucho más que el hecho de que sean cobrados de más.
El panorama se ensombrece cuando llega la hora de hablar de niveles de servicio al cliente. Sólo el 35% de los encuestados afirmaron ser tratados con respeto; sólo un cuarto afirmó que sus proveedores entienden su mercado; y tan sólo un 24% de los proveedores se toman el tiempo necesario para entablar una buena relación. Según los resultados del estudio, cuando se les preguntó cómo reaccionan ante un mal servicio, las respuestas muestran que españoles y los italianos son los más predispuestos a quejarse enseguida a su proveedor (un 51%) y los holandeses los que menos se quejan (un 22%), mientras que los ingleses se sienten frustrados pero no hacen nada al respecto (29%) y los alemanes destacan por ser los que cambiarían de proveedor (35%).

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información