Actualidad | Noticias | 30 OCT 2015

Los desajustes de talento y la rigidez del mercado generan una fuerte presión salarial

La recuperación evidente de la economía española, que crecerá en torno al 3.2% en 2015, y la reducción de las cifras de desempleo no impiden que el mercado laboral español siga sometido a enormes fricciones, mayores incluso que hace un año, según datos de Hays.
Money_dinero_ROI
Networkworld

Con 6.4 puntos, un 0.1 más que en 2014, España se sitúa en tercera posición de los países que siente una mayor presión salarial (la misma posición que en 2014), según el Hays Global Skills Index 2015.Nuestro país sigue teniendo enormes desajustes de talento y una gran dificultad para cubrir algunos puestos en las industrias de alta cualificación, si bien se confirma una mejora en la flexibilidad del sistema educativo y una mayor flexibilidad laboral.

El estudio analiza los 31 países con mayor peso en la economía global y España, con 6.4 puntos (un 0.1 más que en 2014), se sitúa por detrás de Alemania y Hungría y por delante de Suecia y Estados Unidos. En el extremo opuesto, están Hong Kong, Italia y Bélgica.

El informe establece una puntuación para cada país, valorándose del 0 y 10, para medir las restricciones y fricciones afrontadas por los mercados de trabajo cualificado. Se calcula en base al análisis de 7 factores, que cubren áreas como los niveles de educación, la flexibilidad del mercado laboral o la presión salarial de candidatos altamente cualificados. Una puntuación por encima de 5 indica que las empresas tienen dificultades para encontrar las aptitudes clave que necesitan y están sufriendo la fricción del mercado, mientras que una puntuación por debajo de 5 refleja un mercado laboral relajado en el que no hay grandes restricciones en el empleo cualificado. 

Los resultados de España ofrecen numerosas paradojas. Así, existe una gran dificultad para cubrir algunos puestos en las industrias de alta cualificación, situándose este componente en 10 puntos, lo que indica que estos profesionales, al ser escasos, tienen mucho poder de negociación y que existe una gran competencia entre empresas por el talento. No ocurre los mismo con otras posiciones cualificadas, donde el índice de presión salarial se sitúa de nuevo en 4, que indica que existe una gran oferta de profesionales cualificados por lo que la guerra por el talento es mucho más equilibrada.

La calificación de presión salarial general se sitúa en 4.5 puntos (1.2 más que en 2014) que indica una reducción en el margen de negociación salarial por parte de las empresas, si bien se reduce ligeramente el gap salarial entre los trabajadores con alta y baja cualificación.

El informe indica que España sigue sufriendo las consecuencias de la recesión económica con una tasa de desempleo del 22.3%, que es especialmente preocupante en los desempleados de larga duración (11.2%) y puntúa 7.1 en este concepto, 0.2 menos que en 2014. Un mercado al que todavía le falta mayor flexibilidad, concepto que recibe 5.2 puntos, 0.1 puntos menos que el pasado año. Por su parte, se mantiene, con 4.2 puntos, la calificación relativa a la flexibilidad del sistema educativo.

Además, también se destaca el crecimiento estimado del PIB de nuestro país, en torno al 3.2 por ciento, “próximo al promedio anterior a la crisis”. Sin embargo, señala que España sigue sufriendo una severa y elevada tasa de desempleo, la más alta de los 31 países analizados en el Hays Skills Index Global.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información