Actualidad | Noticias | 04 ENE 2007

Los consumidores no utilizan el comercio electrónico porque no confían en la seguridad de las entidades

Los usuarios no tendrían inconveniente en cambiar de entidad bancaria si esto les proporciona una mayor seguridad, pero siempre que no les resultara más costoso. Un estudio realizado por Unisys muestra que 3 de cada 4 consumidores no tendrían inconveniente en cambiar de banco si con ello obtuvieran una mayor seguridad, pero sólo un 10% pagaría más por obtener este nivel de protección.
Comunicaciones World
Una gran mayoría de los usuarios teme que su información personal y su seguridad resulten comprometidas cuando realizan compras o transacciones bancarias por Internet, lo que revierte en una pérdida de ingresos potenciales para empresas de comercio y entidades bancarias, según se desprende de los datos de un estudio de Unisys. El estudio, llevado a cabo por la consultora el Ponemon Institute entre 2.300 consumidores de Estados Unidos y Gran Bretaña, forma parte del Unisys Trusted Enterprise Index y en él se explora la percepción que presentan las empresas, organismos públicos y consumidores en problemas de seguridad y privacidad; además de analizar la confianza que tienen los usuarios en la banca on-line.
El estudio de Unisys revela que 3 de cada 4 consumidores aseguran que no tendrían inconveniente en cambiar de banco si con ello obtuvieran una mayor seguridad de su información personal. Un 7% lo haría si con ello consiguiese una mayor protección de su dinero. Ello representa un incremento del 50% en la intención de cambio, si se compara con un estudio de Unisys realizado hace ahora un año sobre fraude de identidad y problemas de seguridad en los bancos.
El informe de Unisys muestra que problemas como el fraude en tarjetas bancarias y la usurpación de identidad son tan altos que casi 1 de cada 2 usuarios ha dejado de utilizar servicios de banca personal on-line, así como de realizar compras por teléfono o por Internet, si la transacción requiere de un número de tarjeta de crédito.
Según se desprende del informe, es de esperar que el temor por parte de los usuarios continúe, ya que un 63 por ciento de los consumidores encuestados creen que el fraude llegará a ser incluso más pronunciado y las amenazas de seguridad se incrementarán en el futuro. Esta gran mayoría de usuarios considera que gran parte de la responsabilidad se encuentra en las propias entidades financieras y los organismos públicos responsables de regular su actividad, ya que no están haciendo lo suficiente para proteger y hacer segura su información personal.
A pesar este incremento en el porcentaje de usuarios que no tendrían inconveniente en cambiar de banco para obtener mayor seguridad, sólo un 10% pagaría más por obtener este nivel de protección. Este porcentaje es algo mayor entre los usuarios de Reino Unido (1 de cada 7), pero prácticamente todos ellos, un 95%, creen que son los bancos los que deberían proporcionar a sus clientes mejores soluciones para combatir el fraude y las amenazas de seguridad.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información