Actualidad | Noticias | 11 MAY 2000

Las multinacionales tecnológicas reclaman a la UE medidas fiscales que faciliten el comercio electrónico

El Grupo Fiscal Europeo de Comercio Electrónico (EeTG), formado por multinacionales tecnológicas, como Cisco, Ericcson, Hewlett Packard, IBM o TNT, junto a otras grandes empresas asesoradas por PricewaterhouseCoopers, han pedido a la Comisión Europea que elimine las trabas fiscales que frenan el desarrollo del comercio electrónico, según informa Europa Press.
Comunicaciones World

La petición del EeTG se centra en una nueva legislación sobre la facturación electrónica, que debería, según ellos, permitirse por ley y ser revisada sólo por el Estado donde residiera la compañía. Además, el grupo demanda un máximo de 8 elementos de facturación comunes, sin una legislación de IVA que imponga requisitos específicos sobre el idioma o la moneda. La autofacturación también forma parte de las peticiones, de tal manera que los receptores pudieran emitir las facturas en nombre del proveedor.

Por otro lado, las multinacionales piensan que el almacenamiento electrónico de las facturas potenciaría el comercio electrónico. Para la EeTG, las normas actuales de facturación electrónica son muy complejas y varían de un país a otro dentro de la UE. Además, en su opinión, las empresas están "maniatadas" por la burocracia e invierten una "fortuna" en la gestión y cumplimentación fiscal, que daña el crecimiento empresarial en Europa.

Actualmente, la Comisión Europea prepara una nueva legislación basada en un estudio realizado por PricewaterhouseCoopers sobre los requisitos de los Estados en las facturas electrónicas. Según el análisis, en España, Irlanda, Bélgica, y en algunos casos, Alemania, las empresas tienen que pedir permiso para emitir o recibir este tipo de facturas. Sin embargo, esta circunstancia varía según los países, ya que en Italia, tan sólo es aconsejable hacerlo, y en el Reino Unido, las compañías simplemente deben informar a las autoridades. En el caso de Finlandia, Dinamarca y Suecia no necesitan ninguno de los dos requisitos.

Por otra parte, el estudio refleja que sólo algunos Estados miembros, como Dinamarca, Finlandia, Italia o Irlanda, permiten enviar las facturas como un archivo adjunto a un mensaje de correo electrónico. En cuanto a los requisitos relativos a las divisas, tambíén existen diferencias. Concretamente, en siete países de la UE hay normas sobre la moneda en la que deben emitirse las facturas, aunque todos, excepto Grecia, permiten el uso del euro. Las mismas circunstancias se registran en lo referente al idioma a emplear.


Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información