Actualidad | Noticias | 28 ENE 2016

Las empresas no sacan valor de sus científicos de datos, ¿por qué?

Tags: Big Data RRHH
La mayoría de las organizaciones son conscientes ya de la importancia de los datos y de la necesidad de incorporar a su plantilla la figura del científico de datos. Lo que no está claro, según algunos expertos, es que entiendan bien el papel que deben desempeñar porque, en muchos casos, su potencial esté siendo aprovechado.
cientifico datos
Redacción

Hace casi cuatro años, la revista Harvard Business Review dijo que este trabajo era más "sexy” del siglo XXI y hoy el posición de científico de datos sigue ocupando el primer lugar de entre los 25 mejores puestos de trabajo en Estados Unidos, según la lista Glassdoor.

Su papel es ayudar a las empresas a sacar el máximo partido la enorme cantidad de datos que se extraen de los clientes. Casi todos los sectores manejan gran cantidad de información, por lo que las empresas ven necesaria la contratación de personal experto que no sólo les ayude a organizar los datos, sino también que les ayude a mantenerlos seguros y, a la vez, accesibles para los que los necesiten dentro de la compañía.

En un mundo perfecto esto sería así y este profesional estaría identificando y ayudando a resolver retos de TI y de negocio dentro de una organización pero, según algunos expertos, la realidad que se está imponiendo es otra.

Uno de ellos es Kon Keong, presidente, CEO y co-fundador de ZL Technologies, una importante compañía de software de datos, que asegura que las organizaciones se están encontrando en un lodazal de datos desordenados y con fuentes dispares, lo que está obligando a estos profesionales a poner orden en este caos de datos, antes de analizarlos y encontrar una manera de aprovecharlos de cara al negocio.

"Se ven obligados a recopilar contenidos de los sistemas TI que están dispersos en numerosas plataformas y departamentos, en lugar de acceder fácilmente a todos ellos en un solo punto", explica este directivo. A menudo, los datos están duplicados, son inconexos o se encuentran en un lugar equivocado, y no hay una única plataforma para que estos empleados puedan acceder a ellos.

Esto no es un tema baladí porque probablemente el resultado será la frustración del profesional, que no está desempeñando las tareas propias de su trabajo, y para la empresa que le contrata, porque no obtiene los resultados que espera, cuando en realidad la culpa es del entorno de datos.

Para evitar esta situación, la recomendación es que este tipo de trabajadores deberían revisar toda la tecnología y las plataformas de su futuro empleador antes de tomar una decisión. Desde la primera entrevista, deben preguntar y asegurarse de cuál es el estado de la empresa en este terreno. Deben dejar claro que no están allí para organizar los datos de la empresa, sino para extraer ideas con facilidad y rapidez a partir de un conjunto de datos ya organizado. Si sus datos están desorganizados, es recomendable preguntar cuáles son las soluciones para resolver esa situación o el presupuesto disponible para ello.

Según Keong, son los científicos de datos los que están en la mejor posición para explicar la importancia de los datos para los resultados de la compañía y demostrar que no son útiles si están desorganizados. “Y no es un problema de ellos ni de TI, es un problema del negocio”.

El mensaje para las empresas es que deben tener claro que el científico de los datos debe solucionar problemas hasta cierto punto, “pero no se les puede entregar un completo desastre y esperar que haga magia”, concluye.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información