Actualidad | Noticias | 12 FEB 2009

Las cifras reales de los efectos de la crisis en la industria de TI

Cisco, Dell, Hewlett-Packard, IBM, Intel, Oracle, SAP, Sun, y otras empresas han anunciado miles de despidos en los últimos meses. Pero en contra de lo que pudiera parecer las cifras que se anuncian no reflejan el número real de personas que han perdido su puesto de trabajo.
Natalia Mosquera

"Francamente no pienso que el sector tecnológico esté en tan mala situación como parece”, afirma Frank Scavo, de la firma de consultora tecnológica Strativa. "Los directivos de TI han sido bastante conservadores en el gasto de su crecimiento de TI en los últimos años y cuando la economía empezó a mostrar signos de debilitamiento fueron bastante rápidos a la hora de hacer recortes."

El escenario inicial

Claramente, el panorama económico es deprimente y los vendedores de TI tienen que tomar medidas. “Se protegen a sí mimos contra lo que la mayoría ahora asume que será un mercado débil durante gran parte de 2009, con restricciones presupuestarias extendiéndose a otros sectores como aplicaciones de software e infraestructura de red”, explica Stephen Minton, analista de IDC.

En este sentido, hemos acudido a una ola de anuncios de despidos: Microsoft dijo que reduciría su fuerza de trabajo en 5.000 personas; Intel que disminuiría su plantilla en 6.000 trabajadores; Sun que acometería otro plan de reestructuración que afectaría a 6.000 personas; SAP comunicó sus intenciones de reducir su plantilla en 3.000 personas; Oracle en 500 personas; e incluso IBM, que ha anunciado beneficios positivos, ha confirmado que llevará a cabo despidos. Aunque la compañía todavía no ha facilitado a los medios una cifra exacta, la página web del sindicato de trabajadores habla de unas 4.200 bajas y los rumores hablan de que podrían alcanzar las 16.000. Pero hay más, Dell anunció en diciembre que eliminaría 9.800 puestos en todo el mundo y, la semana pasada Cisco anunciaba que suprimiría de 1.500 a 2.000 puestos de trabajo, una medida con la esperaba evitar despidos.

Sumando todos estos anuncios, la cifra final alcanza los 35.600, sin contar los 16.000 despidos que se rumorea que llevará a cabo IBM ni las 24.600 bajas que anunció HP el pasado año como parte del plan de adquisición de EDS.

La cifra real

El recuento real de despidos –gente que ha perdido de verdad de su trabajo- no está cerca de las 35.000 bajas sino de las 9.600. Siguen siendo malas noticias para aquellas personas que han perdido su empleo pero no es el tipo de cifra que debería causar pánico.

¿Por qué hay tanta disparidad en las cifras? La respuesta es sencilla porque los despidos anunciados no son despidos reales. “Es humo–afirma Natalie Petouhoff, analista de Forrester Research-; se trata simplemente de la confirmación por parte de las compañías a sus accionistas que están haciendo lo que necesitan hacer”. Los números anunciados incluyen puestos vacantes y planeados, de forma que al eliminarlos realmente no se está echando a nadie. Y, además, los despidos anunciados, incluyen bajas que podrá tener lugar más tarde. Por ejemplo, en el caso de Microsoft, el mismo día que anunció los despidos, dijo adiós a aproximadamente 1.400 empleados. El resto hasta llegar a los 5.000 dejará la compañía en los próximos 18 meses. El caso de Sun es similar, en noviembre anunció que reduciría su plantilla y no fue hasta enero cuando la compañía empezó con el proceso que, por el momento, ha afectado a 1.300 personas, una cifra bastante alejada de los 6.000 que anunció en un principio.

Intel por su parte, dijo que despediría a la gente que trabajaba en las cuatro plantas de producción que ha decidido cerrar pero que algunos de los 6.000 empleados serían reubicados en otras fábricas; por lo que la compañía no ha revelado cuántos puestos ha eliminado realmente. Algo parecido ha pasado con Oracle. Los rumores comentaban el cese de hasta 8.000 trabajadores de la compañía pero el reportaje publicado en The Wall Street Journal hablaba de 500 bajas en Norte América aunque la propia Oracle no ha facilitado ninguna cifra.

Mientras, Sap dejó ir a 300 empleados; IBM ha despedido a 4.600 trabajadores, según las cifras aportadas por el sindicato de la compañía; y Dell ha clausurado su fábrica de Irlanda, lo que afectaría a 1.900 trabajadores.

En total: 9.600 personas perdieron su empleo en la industria de TI.

El futuro continua oscuro

Estamos de acuerdo que la cifra real de 9.600 crecerá pero la realidad es bastante mejor que la que se nos mostraba con los 35.000 despidos.

No hay duda de que todos esperamos a partir de ahora el verdadero recorte pero la esperanza de que la economía se recupere para finales de este año, podría hacer que estas medidas no fueran necesarias o al menos en el mismo grado. “Nadie se siente contento con estos recortes en la industria de TI. La esperanza es que los despidos actuales y las reducciones de costes ayuden a las organizaciones a sobrellevar este año”, comentan Minton de IDC. “Estos proveedores que han tenido que controlar los costes deberían estar en ‘buena forma’ para beneficiarse de la recuperación que se vaticina para el próximo año” apunta Scavo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información