Actualidad | Noticias | 22 MAR 2004

La Unión Europea y Microsoft se distancian en el caso antimonopolio

Las esperanzas de lograr un acuerdo de última hora en el caso antimonopolio que se sigue contra Microsoft en Europa desaparecieron tras la reunión que mantuvo el pasado miércoles 17 de marzo Steve Ballmer, director ejecutivo de la compañía, con Mario Monti, comisario de la competencia en la Comisión Europea.
Comunicaciones World

Monti exige medidas más contundentes por parte de Microsoft para lograr un acuerdo con la UE, que evitaría al gigante del software cumplir la sentencia antimonopolio. El encuentro entre Ballmer y Monti durante los pasados 16 y 17 de marzo fue breve, y siguió a un encuentro de cuatro horas con los abogados de Microsoft. Dado el desencuentro de posturas entre Monti y Ballmer, fuentes cercanas a ambos ven “improbable” una nueva reunión.

En este momento no se ha llegado a un acuerdo entre la Comisión Europea y Microsoft, por lo que el organismo adoptará una sentencia que obligará a que Microsoft comercialice dos versiones del sistema operativo Windows en Europa: una con el software de Microsoft para audio y vídeo, Media Player, y otra sin él, distribuido por separado.

La sentencia prevista obligará a Microsoft a licenciar más partes de su código secreto Windows con el fin de que sus competidores puedan desarrollar software compatible con el sistema operativo de Microsoft. Además, se baraja una multa a Microsoft de entre 100 y 1.000 millones de euros, según las leyes antimonopolio de la Unión Europea.

El comisario Monti deja una puerta abierta a Microsoft, como última oportunidad para que la sentencia no prospere. Microsoft tendría que comprometerse a no distorsionar la competencia comercializando software periférico de Windows en un futuro. Llegar a un acuerdo en estas condiciones supondría simular “de facto” una sentencia perjudicial para Microsoft, según fuentes cercanas a la compañía.

Microsoft no ha hecho comentarios sobre los términos de las conversaciones con la UE, y el comisario Monti tampoco ha ofrecido detalles del proceso.

Además de Media Player, Microsoft también comercializa las aplicaciones Instant Messenger y Outlook en su sistema operativo, y tiene previsto incluir un motor de búsqueda destinada a competir con Google. Precisamente, el punto de los paquetes de software incluidos en el sistema operativo es uno de los más polémicos. Para Microsoft, se trata de ofrecer lo que el usuario pide. Por su parte, la Comisión aduce que programas como Windows Media violan la competencia de rivales como RealNetworks o Apple.







Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información