Actualidad | Noticias | 16 NOV 2009

La UIT insta a los gobiernos a incentivar las inversiones en banda ancha

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) aboga porque los gobiernos abran sus mercados a una mayor competencia y recurran a incentivos para estimular las inversiones en las redes de banda ancha, que se están convirtiendo rápidamente en un elemento esencial de la economía del conocimiento.
Network World

 Del 10 al 12 de noviembre, los delegados presentes en el 9º Simposio Mundial para Organismos Reguladores de la UIT, celebrado en Beirut, coincidieron en identificar la banda ancha ubicua como la nueva referencia en telecomunicaciones  e instaron a los gobiernos a adoptar políticas progresistas que propicien la instalación, la innovación y los precios asequibles

Los 648 participantes de 89 países que asistieron al Simposio analizaron el impacto de la complicada situación económica actual en los planes de desarrollo de redes de los operadores, insistiendo especialmente en la necesidad de que los sectores público y privado comprendan mejor sus respectivas necesidades y colaboren más estrechamente para atender a la demanda de servicios TIC.

"Por número de participantes y calidad y pertinencia de los debates escuchados durante el evento, este Simposio ha sido el de mayor éxito de todos, prueba de la función esencial que los reguladores desempeñan en la definición de los mercados futuros, que se caracterizarán por el rápido desarrollo de las tecnologías y una acelerada evolución de una competencia cada vez más compleja", declaró Hamadoun Touré, secretario general de la UIT.

El sector de las TIC desempeñó un papel protagonista en el Foro Mundial de Líderes del Sector (GILF), que se celebró el lunes 9 de noviembre, justo antes de la inauguración del Simposio. Bajo la Presidencia de Saad Al Barrak, director ejecutivo de Zain Group, el Foro propició unos debates interactivos entre representantes de operadores, fabricantes y creadores de aplicaciones TIC, proveedores de servicios, especialistas en infraestructura y asesores. Esos debates fundamentaron el Informe del Presidente del GILF, que se sometió a la sesión de apertura del Simposio del 10 de noviembre, a fin de que los delegados que representaban a la comunidad mundial de reglamentación de las TIC lo estudiaran detenidamente.

Los participantes en el GILF subrayaron la necesidad de una reglamentación predecible y estable, una mayor armonización regional de los marcos normativos, una gestión más eficaz del espectro de frecuencias radioeléctricas y una "delicada intervención" de los reguladores para que los mercados evolucionen naturalmente. También abogaron por una reglamentación tecnológicamente neutra e instaron a los reguladores a tener en cuenta la constante evolución de los servicios convergentes y a garantizar que hubiera espectro suficiente para el crecimiento futuro. Asimismo, se pidió a la UIT que siga trabajando dinámicamente para ayudar a empresas y gobiernos a crear un entorno propicio para la aparición de nuevos servicios, el abaratamiento de los precios y la aceleración de la instalación de redes en zonas insuficientemente atendidas.

En el discurso de apertura del Simposio Sami Al Basheer Al Morshid, director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la UIT (BDT), señaló que la penetración móvil alcanzará el 67% de la población mundial en 2009, lo que representará 4.600 millones de abonados móviles. Según cifras de la UIT, más de la cuarta parte de la población mundial utiliza Internet.

"Para aprovechar este éxito, es fundamental que todos los interesados en las TIC encuentren soluciones comunes para estimular el crecimiento en un entorno convergente. Los reguladores de las TIC y los poderes públicos deben adaptarse al ritmo de un entorno rápidamente cambiante y lograr un sutil equilibrio entre intervenir y no intervenir. Es una situación difícil para todos los países y deberemos afrontarla todos juntos", declaró.

El Simposio también elaboró una nueva serie de directrices sobre prácticas idóneas para ayudar a los reguladores de todo el mundo a definir estrategias innovadoras destinadas a atender a las necesidades de un entorno convergente. Las directrices tratan de cuatro temas de reglamentación fundamentales que se consideran esenciales para la rápida evolución que experimenta actualmente el mercado de las TIC: necesidad de promover la convergencia, crear instituciones de reglamentación nacionales más fuertes y eficaces, utilizar la reglamentación para estimular una inversión constante en el mercado, y promover nuevos servicios innovadores que beneficien a los consumidores y ayuden a "conectar a los que todavía no lo están".

 

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información