Actualidad | Noticias | 06 JUN 2002

La quiebra de KPNQwest deteriora las conexiones Internet europeas

Tags: Servicios
Según publica hoy The Financial Times, a KPNQwest le cuesta mantener activa su red paneuropea medio millón de euros diarios. A pesar de ello, el operador no ha podido evitar que el mal funcionamiento de algunas partes de su red esté afectando al tráfico Internet del continente, problema que, de acuerdo con los expertos, se ve empeorado por las consultas online que está provocando el Campeonato Mundial de Fútbol.
Comunicaciones World
Según el diario económico, KPNQwest se ve obligado a mantener el servicio por los contratos que mantiene con destacados clientes comerciales, como la compañía aérea KLM, el banco ABN Amro o la cervecera Heineken. El pasado lunes un portavoz de KPN confirmó que su compañía seguiría invirtiendo para asegurar la continuidad del servicio a los grandes clientes, pero no precisó cantidades. Entre los más destacados clientes de la compañía en Europa se encuentran también Dell, Hewlett-Packard, Cap Gemini y Nokia.

Sin embargo, aunque la situación parece de momento controlada en España para al menos los próximos días, la mitad de la red de KPNQwest sufrió una importante caída el viernes, que afectó, según diversas fuentes, a los servicios de otros operadores, como BT y Cable & Wireless. Parece que las anomalías registradas durante los últimos días en el funcionamiento de Internet también podrían estar relacionadas con el deterioro del servicio de transporte de KPNQwest.

Desde la pasada semana los clientes del operador están tomando medidas para no verse afectados por un posible “cierre” de su red paneuropea. El lunes pasado se llegó a rumorear que el centro de intercambio de Internet AMS-IX de Amsterdam estaba considerando cortar el tráfico de KPNQwest, lo que podría afectar en un efecto dominó a otros operadores si exigiese el reencaminamiento de un enorme volumen de paquetes. En cualquier caso, la compañía asegura que están haciendo todo lo posible para asegurar la operatividad de la red belga, fundamental para las operaciones de la compañía en todo el continente. KPN Qwest es uno de los 10 grandes pilares de Internet en el mundo, y por sus redes pasaba aproximadamente el 40% del tráfico europeo y 15% del tráfico mundial. En España, se calcula que la empresa maneja el 20% del tráfico de salida de las comunicaciones de Internet hacia otros países.

La situación creada el fin de semana pasado tras el anuncio de la quiebra de KPNQwest no tiene precedentes, según los expertos. Cuando el viernes KPNQwest anunciaba lo inevitable, advirtiendo que su red paneuropea podría dejar de funcionar, se puso en marcha todo un plan de reubicación de sus clientes con otros operadores, en el que Iber-X, la bolsa española de telecomunicaciones, jugó un papel fundamental. Según fuentes de la compañía, la demanda de capacidad de otros operadores generada por los clientes de KPNQwest hizo subir el precio del ancho de banda en el mercado español en un 30%. Entre los más destacados clientes de la compañía en Europa se encuentran Dell, Hewlett-Packard, Cap Gemini y Nokia.

Además de facilitar el traspaso de los clientes de la joint venture de KPN y Qwest a otros operadores para asegurar el servicio durante los próximos días, Iber-X facilitó a la filial española dos enlaces de alrededor de 300 Mbps cada uno para asegurar fundamentalmente el tráfico internacional. Según los expertos, la situación creada a finales de la semana pasada “no tiene precedentes”, ya que nunca se había visto en peligro el servicio de un gran operador paneuropeo responsable de buena parte del tráfico IP del continente. Según algunas estimaciones, los 25.000 kilómetros de fibra óptica que forman la red paneuropea del operador se ocupaba hasta ahora de transportar alrededor del 30% del tráfico IP del continente.

A mediados de la semana pasada empezó a cundir la preocupación entre los operadores presentes en Europa cuando comenzaron a circular distintas informaciones que aseguraban que la joint venture podría “apagar” totalmente su red. La compañía se vio obligada a lanzar un primer comunicado en el que recomendaba a sus clientes europeos que pusieran en marcha planes de contingencia con otros proveedores por si se degradase la calidad de sus servicios de red. Pero un día después, el viernes pasado, KPNQwest dio un paso más allá, llegando a advertir que incluso se podría producir un “parón” total de su red EuroRings.

Sobre las informaciones que circulaban la pasada semana del posible interés de AT&T por la compra del operador, parece que la compañía norteamericana está evaluando la adquisición de algunas rutas de la red de KPNQwest para potenciar su presencia en nuestro continente tras el fracaso de su joint venture con BT.. Fuentes del operador afirman que todavía no hay nada cerrado y que existen diversas ofertas, aunque reconocen que la de AT&T es la que tiene más posibilidades de concretarse en un acuerdo formal. La cifra que se baraja por la totalidad de la compañía es de 200 millones de dólares.


www.kpnqwest.com
www.kpnqwest.es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información