Actualidad | Noticias | 31 MAY 2002

La quiebra de KPNQwest aumenta la incertidumbre sobre la operatividad de su red

Ante la imposibilidad de vender activos no críticos de la compañía para conseguir liquidez, KPNQwest ha renunciado a la moratoria de los pagos de que disponía hasta el 3 de septiembre. La quibra del operador ha hecho aumentar la incertidumbre entre sus clientes, ya que el comunicado difundido el viernes avisaba del peligro real de dejarles sin servicio. KPNQwest transporta el 30% del tráfico IP de Europa.
Comunicaciones World

También las subsidiarias del operador en el continente pedirán la declaración de quiebra en sus respectivos países, salvo las de Europa Central, Portugal e Italia. Según algunos medios, la filial española también podría estar entre estas últimas, al menos temporalmente.

Los directivos de KPNQwest aseguraron recientemente a los empleados haber fracasado en la búsqueda de un comprador, pero fuentes internas reconocen haber recibido una oferta de AT&T para la adquisición de la compañía en su totalidad por 200 millones de dólares. Sin embargo, eso no significaría la supervivencia automática del operador, ya que cualquier tipo de acuerdo en este sentido precisa el visto bueno de los bancos. Según comentan fuentes de la compañía, en cualquier caso AT&T necesitaría al menos seis semanas para ejecutar su oferta. Y para poder seguir dando servicio mientras tanto KPNQwest precisaría una inyección de 35 millones de dólares.

Si a mediados de semana la compañía recomendaba a sus clientes europeos que pusieran en marcha planes de contingencia con otros proveedores por si se degradase la calidad de sus servicios de red, ahora KPNQwest da un paso más y llega a advertir que incluso se podría producir un “parón” total de su red EuroRings.

Ayer algunos medios aseguraban que ya habían empezado a desactivarse determinados servicios de KPNQwest. Según algunas fuentes, KPNQwest estuvo el miércoles a punto de protagonizar el que hubiera sido el primer cierre de una gran red internacional. De acuerdo con ciertas informaciones, la compañía dio ese día orden de proceder al “apagón” de todo el equipamiento de su centro de operaciones de Bruselas, pero los representantes de los trabajadores consiguieron retrasar la drástica medida al menos hasta el viernes. Entre los más destacados clientes de la compañía en Europa se encuentra Dell, Hewlett-Packard, Cap Gemini y Nokia.

Para algunos analistas, la situación es ciertamente preocupante para las telecomunicaciones europeas en general, teniendo en cuenta que, según determinadas estimaciones, KPNQwest transporta el 30% del tráfico de datos IP del continente. “No se trataría de un colapso de las telecomunicaciones más, sino que afectaría a muchas empresas de toda Europa”.

Algunos operadores ya están reaccionando. Hace sólo unas horas BT Ignite lanzaba un comunicado en el que ofrece ayuda urgente a los usuarios del operador.
BT Ignite asegura “estar preparado para ayudar, en la medida que sea posible, a los clientes de KPNQwest. BT Ignite pretende dar una solución a las importantes incertidumbres que están afrontado en estos momentos los clientes de KPNQwest, para lo que pone a su disposición su completa gama de soluciones de comunicaciones.”

Según Tim Smart, Presidente de BT Global Business de BT Ignite, “cualquier cliente de KPNQwest preocupado por sus necesidades de comunicación que decida ponerse en contacto con BT Ignite será tratado como un caso de urgencia. Nuestra estabilidad financiera, y la calidad y fiabilidad probada de nuestros servicios nos convierte en el proveedor perfecto en estos momentos de dificultades. De hecho, una parte de los clientes de KPNQwest ya han contactado con nosotros y estamos conversando con ellos para averiguar como podemos responder de la manera más eficaz posible a sus necesidades de comunicaciones y asegurarnos que no tenemos problemas en el proceso de transición”.

Asimismo, Vanco acaba de anunciar que ya está ofreciendo asesoramiento y soluciones a los usuarios de KPNQwest tanto en búsqueda de suministradores alternativos de redes, como en la transmisión de datos y servicios de Internet. Incluso Vanco ha creado un equipo técnico paneuropeo para aconsejar y asistir a las multinacionales afectadas por la situación que está atravesando la operadora holandesa KPNQwest. l equipo KPNQwest de Vanco responderá a todas las consultas planteadas en menos de una hora y cualquier duda pueden dirigirla al teléfono 91 678 59 01 o al e mail KPNQwst.help@vanco.es. www.kpnqwest.com
www.kpnqwest.es
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios