Actualidad | Noticias | 15 JUL 2008

La pérdida de información aumenta en la época veraniega

Durante los meses de verano los casos de pérdida de datos informáticos se incrementan en un 33%, debido, sobre todo a la descompensación térmica, averías electrónicas y fallos humanos; según pone de manifiesto un estudio elaborado por Risc Security.
Comunicaciones World

Estudios recientes señalan que más del 80% de los documentos generados por una pyme se producen de forma electrónica, de los que menos de la mitad se trasladan al papel, y que, aproximadamente, el 6% de los ordenadores de una empresa sufren pérdidas de información a lo largo de un año. Pero son los meses de verano los que experimentan una mayor pérdida de datos informáticos, con un incremento del 33% sobre el resto del año, lo que se traduce en una pérdida de confianza de los clientes, caídas de la competitividad y, sobre todo, importantes costes internos ocasionados por la recuperación de los datos. Se estima que una pyme necesita aproximadamente 22 días de trabajo extra para recuperar los datos de un archivo de 20 megas de capacidad.

El estudio realizado por Risc Security señala que este incremento de la pérdida de datos informáticos durante los meses de verano se produce a causa de la descompensación térmica, averías electrónicas y fallos humanos.

Si durante el resto del año las incidencias de pérdida de datos por esta causa suponen el 21% del total, en los meses de verano se eleva hasta el 68%. Los cambios bruscos de temperaturas y las situaciones de exposición a altas temperaturas dañan los discos duros de los sistemas informáticos y originan la perdida de los datos almacenados. Salas de servidores sin la adecuada climatización y la exposición directa al sol de los ordenadores en las oficinas son los riesgos más habituales en las pymes durante los meses de verano ante el peligro de la descompensación térmica.

Las averías electrónicas incrementan su frecuencia durante los meses de verano, pasando del 16% al 24%, debido, sobre todo, a los apagones y a las subidas bruscas de tensión de las redes eléctricas que se originan por los incrementos de la demanda eléctrica en determinadas zonas durante la época vacacional. Los incrementos de tensión en la red eléctrica queman los circuitos electrónicos de los equipos informáticos y dejan inservibles los sistemas de almacenamiento de datos. Según el estudio de Risc Security, apenas en 15% de las pymes analizadas disponen de sistemas de protección para garantizarse un suministro homogéneo de electricidad que las haga inmunes a estos riesgos. Las tormentas veraniegas, que alteran la tensión del suministro eléctrico, muchas veces de forma imperceptible, son causa añadida de averías electrónicas en los sistemas informáticos en esos meses veraniegos. Por otra parte, es habitual en casi todas las pymes que los circuitos eléctricos del sistema informático y el general de la empresa sean uno mismo, lo que, durante el verano, ocasiona episodios constantes de sobrecarga de la red por el continuo encendido y apagado de los sistemas de aire acondicionado. Sólo el 3% de las pymes tiene circuitos eléctricos diferenciados para su red informática, según se desprende de los datos del estudio elaborado por Risc Security.

Por otra parte, durante estos meses las empresas incrementan sus plantillas con empleados eventuales que desconocen los protocolos de seguridad en el manejo de información sensible contenida en sistemas informáticos lo que provoca pérdidas de datos. Las incidencias por esta causa pasan del 9% al 13%.

 

La empresas no cumplen con la LOPD

Los datos de la última encuesta del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación señalan que aunque a primera vista puede parecer que en la pyme existe una cierta cultura de seguridad de la información, e incluso un nivel de protección adecuado, la realidad es que existe una carencia de conocimientos específicos de los problemas existentes y de las soluciones disponibles. Las más difundidas son las principales herramientas en torno a los sistemas clásicos de protección de PC, basados en antivirus (98,9%), cortafuegos (90,9%) o antispam (85,4%). En cambio, las medidas de control en torno al cumplimiento normativo, a la copia de seguridad de los datos, a la continuidad del negocio o al cifrado de las comunicaciones siguen siendo poco conocidas y adoptadas entre la pyme.

El análisis de Inteco, revela además que es especialmente relevante la falta de cumplimiento normativo en lo relativo a la LOPD. Si bien el grado declarado de conocimiento de la misma es bastante elevado (79,2%), son pocas las empresas que parecen cumplir con la misma. Según pone de manifiesto Risc Security sólo el 10% de las empresas profesionales de 2 a 10 empleados dedicadas a la abogacía y a la medicina cumplen con las Leyes de Protección de Datos en materia de seguridad informática. El 90% de microempresas que pertenecen al nivel III de la LOPD siguen, a día de hoy, incumpliendo la protección de sus datos ya que no guardan la información fuera de su sede u oficina física, tal y como exige el Real Decreto 994/1999.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información