Actualidad | Noticias | 03 ENE 2006

La optimización de tráfico gana peso en el networking

En muchos sentidos, 2005 ha sido el año del “y ahora qué” en networking. Los escasos avances en áreas como IPv6 o en tecnología inalámbrica han hecho que la atención se centre en cuestiones como la telefonía IP o 10 Gigabit Ethernet. Con todo, la palma se la lleva la gestión del tráfico de red, en la que ya han puesto sus miras fabricantes como Juniper, F5 Networks, e incluso, Cisco.
Comunicaciones World
Cualquiera que esperara mayores avances en networking terminó el año profundamente decepcionado. Ha habido un escaso progreso en la adopción de IPv6, Estados Unidos aún reclama la propiedad de Internet, la conectividad inalámbrica ha realizado pequeños avances y sólo la telefonía IP sigue siendo un tema candente, y lo seguirá siendo durante los próximos años. Pero no todo está perdido.

Para empezar, los fabricantes de PBX como Avaya, Cisco y Siemens han incorporado hardware SIP mejorado a sus líneas de producto. Aunque la total interoperatividad entre fabricantes es aún un sueño, al menos ahora es posible ejecutar funcionalidades básicas sin entrar en grandes conflictos.

En el frente de 10 Gigabit Ethernet, los fabricantes de conmutadores han seguido incrementando sus ofertas de producto. La mayor parte de la agitación producida por 10 GE gira en torno a su potencial como sustituto -mucho más barato- de SONet (Synchronous Optical Network) para conectividad en redes metropolitanas. Los analistas, sin embargo, apuntan que la imparable necesidad de líneas de backup en los centros de datos puede hacer que el negocio de 10 Gigabit sea aún más contundente.

Pero la tecnología de conectividad que definió 2005 ha sido la optimización de tráfico. Después de todo, pocos protocolos a nivel de aplicaciones se diseñaron para ejecutarse a través de la WAN, especialmente cuando se desarrollaron con el monopolio del sistema operativo en mente. El truco, en la mayoría de los casos, es mantener las peticiones redundantes en la red local y transmitir sólo las partes más importantes de la conversación a nivel de TCP.

Afortunadamente, utilizar tecnologías como QoS también ayuda. Priorizar el tráfico como un conjunto de protocolos de nivel superior no es una idea nueva; el problema siempre ha apelado a este concepto, incluido la gestión del tráfico con las respectivas caídas de la red. Los esfuerzos iniciales dieron como resultado dispositivos de único propósito, que inicialmente fueron calurosamente acogidos. Sin embargo, han sido las soluciones que empresas como Peribit, Riverbed y Swan Labs han estado sacando al mercado las que parecen resolver el problema, al reducir la complejidad con la combinación de técnicas de caching, compresión y aceleración, tanto en el nivel de aplicaciones como TCP, en un único chasis.

La complementariedad de este tipo de soluciones con los equipos de redes ya ha sido percibida por Juniper y F5 Networks, entre otros fabricantes, quienes adquirieron Peribit y Swan Labs, respectivamente, en 2005. Por su parte, Cisco anunció a finales del pasado año sus productos Network Application Performance Analysis (NAPA), para analizar y solucionar los problemas con el rendimiento de las aplicaciones, especialmente en redes de área extensa. Es más que probable que en este 2006 sean muchas más las compañías de networking que incorporen en sus catálogos productos o capacidades para optimizar el tráfico de la red, un tema del que sin duda, se seguirá hablando.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información