Actualidad | Noticias | 24 FEB 2000

La liberalización del bucle local enfrenta a los operadores europeos

Como se esperaba, los operadores dominantes se han enfrentado a los nuevos proveedores de servicios en la audiencia convocada por la Unión Europea acerca de la posibilidad de que se obligue a los operadores dominantes a separar el bucle local de sus redes de telecomunicaciones. Mientras que los antiguos monopolios nacionales, como France Telecom, Telefónica y Belgacom, se oponen a la medida, los pequeños proveedores de servicios se muestran a favor.
Comunicaciones World
La audiencia fue convocada por la Comisión con el objetivo de finalizar una recomendación no vinculante requiriendo a los estados miembros que soliciten a los operadores tradicionales la separación del bucle local. La recomendación de la Unión será emitida en abril y no será aplicable a los operadores de cable ni a los de móviles.

La Comisión considera que esta iniciativa ayudará a que el mercado liberalizado de telecomunicaciones de la UE se abra totalmente a la competencia, facilitando a los proveedores de servicios el acceso al consumidor final. Una mayor competencia rebajará los precios al consumidor y, por tanto, al despegue de Internet y el comercio electrónico, según Jean-Eric de Cockborne, responsable de la división Telecom Regulatory de la Comisión Europea.

Los ex-monopolios argumentaron que, si la medida está orientada a asegurar un rápido desarrollo del comercio electrónico, forzar la liberalización del bucle local no servirá de mucho, ya que no promoverá la construcción de la infraestructura alternativa necesaria para que exista competencia real. “La UE no podrá competir con Estados Unidos si sólo se apoya en la infraestructura de los operadores tradicionales”, advirtió el representante de Telecom Portugal. Por su parte, un directivo de Belgacom añadió que “si la UE quiere promover el crecimiento del comercio electrónico como manifestaba en su comunicado eEurope, la liberalización del bucle local no es la solución”.

Las compañías más pequeñas, como Global Crossing, comentaron que la experiencia de Estados Unidos ha demostrado que la liberalización del bucle local incluso incrementa las inversiones en infraestructura, porque los nuevos operadores entran en el mercado usando la infraestructura existente y, si tienen éxito, se deciden a construir la propia.

En un documento de trabajo presentado en la audiencia, la Comisión perfiló una serie de métodos para liberalizar el bucle local. Los operadores tradicionales pueden mantener la propiedad de dicha infraestructura, pero deben alquilarla a los nuevos; técnicamente pueden separar los cables de cobre que llegan hasta los hogares u oficinas o pueden continuar manteniendo el control sobre el tráfico de voz proporcionando un enlace de datos de alta velocidad a los nuevos operadores.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios