Actualidad | Noticias | 04 SEP 1998

La liberalización de las telecomunicaciones impulsará el comercio electrónico en Europa

Según un estudio elaborado por Andersen Consulting, el 57 por ciento de los directivos europeos piensa que la desregulación de las telecomunicaciones favorecerá el desarrollo del comercio electrónico. En los próximos años España experimentará un fuerte incremento en este campo, ya que la mayoría de nuestros directivos opina que el comercio electrónico supone una ventaja competitiva. Con todo, más de la mitad de los encuestados considera que la mejor actitud presente es "esperar y ver".
David Moreno

Andersen Consulting ha presentado las conclusiones del estudio sobre El impacto del comercio electrónico en el futuro de Europa, extraídas a partir de entrevistas mantenidas con cerca de 400 directivos. Aunque la mayoría encuentra grandes ventajas en el comercio electrónico y el 82 por ciento opina que en sus empresas se hará un uso más amplio del mismo en los próximos cinco años, sólo un 39 por ciento piensa que supone una parte significativa de la forma actual de operar en sus respectivas compañías y más de la mitad cree que la mejor actitud presente consiste en "esperar y ver" cómo evoluciona en sus respectivos mercados.

En comparación con Estados Unidos, un 72 por ciento de los directivos europeos estima que nuestro continente infrautiliza los servicios del comercio electrónico y únicamente un 51 por ciento cree que consiste en una ventaja competitiva actual para su empresa, cuando en Estados Unidos esta cifra se eleva al 77 por ciento. Por encima de la media europea, el 54 por ciento de los directivos españoles opina que el comercio electrónico es una ventaja competitiva real en la actualidad y el porcentaje se multiplica hasta el 81 por ciento cuando se valora esta ventaja competitiva para los próximos cinco años.

Por otro lado, la mayoría de los encuestados considera que las barreras principales para el desarrollo del comercio electrónico están en la confidencialidad, seguridad y falta de estructura legal que regule las transacciones comerciales por este medio, así como en los altos costes de las telecomunicaciones. Más del 80 por ciento alude a la necesidad de la cooperación intergubernamental para lograr un marco legal internacional y un 57 por ciento cree que la desregulación de las telecomunicaciones es un factor clave en el desarrollo del comercio electrónico. Según Antonio Mena, socio de Andersen Consulting, "los nuevos operadores van a favorecer una bajada de tarifas y los gobiernos deberían favorecer también el abaratamiento de las comunicaciones". En la medida en que la competencia proporcione un incentivo para invertir en nuevas redes, la desregulación puede proporcionar una mejora de la calidad de las infraestructuras en toda Europa. Según el comisario de la UE, Martin Bangemann, "por término medio, el coste de la transmisión de voz y datos en Europa, antes de que se iniciara el proceso de desregulación, era diez veces mayor que en Estados Unidos y ahora es sólo cinco veces más alto".

La potencialidad del comercio electrónico en Europa se sustenta en su fuerte base industrial y de telecomunicaciones, respaldada por el liderazgo del continente en telefonía móvil y en difusión de tarjetas inteligentes, la implantación de la televisión digital, la consolidación del Mercado Único y la experiencia francesa del Minitel. A escala mundial, el valor de las operaciones comerciales en la Red asciende a un billón y medio de pesetas y podría superar los 75 billones en el año 2002.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información