Actualidad | Noticias | 12 MAY 2011

La justicia de Estados Unidos pone fin al juicio antimonopolio contra Microsoft

Han pasado 13 años desde que el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos y 19 estados de ese país acusaran a Microsoft de aprovechar su dominio en mercado de los sistemas operativos para forzar a socios y a clientes a aceptarle sus otros productos.
Computerworld

Un tribunal de defensa de la competencia de EE.UU. ha puesto fin al juicio de Microsoft después de ocho años y medio. El Departamento de Justicia calificó el caso antimonopolio, que comenzó en 1998, de muy bueno para la industria competitiva de TI. La sentencia de antimonopolio protege el desarrollo y la distribución de las soluciones de middleware y permite que los consumidores tengan alternativas, señaló el Departamento de Justicia. “La sentencia final pone de manifiesto que Microsoft no es inmune a las leyes antimonopolio”, según el Departamento de Justicia. “Microsoft ya no domina la industria de PC como lo hacía cuando la denuncia fue presentada en 1998. Casi todo el espectro del middleware, desde los navegadores Web hasta los reproductores multimedia y el software de mensajería instantánea, es mucho más competitivo hoy que cuando la sentencia final fue presentada”.

La sentencia también sienta un precedente para los nuevos productos, incluyendo los dispositivos de cloud computing y móviles, a la hora de desarrollarse como amenazas potenciales para el sistema operativo de Windows, señala el Departamento de Justicia.juez

Los analistas han coincidido en que el caso no tuvo un impacto importante en Microsoft, pero dijo que podría haber dado ciertas ventajas a otras empresas.

“Mucho ha cambiado el mercado de la tecnología desde el fallo, pero no gracias a él”, señaló David Mitchell Smith, analista de Gartner. “La industria tecnológica ha cambiado y Microsoft ya no es la gran amenaza que se existía por entonces. Aunque tampoco pienso que el juicio hay afectado en el posicionamiento de Microsoft en los nuevos mercados como las redes sociales y los móviles”.

La sentencia final ha provocado un cambio importante dentro de Microsoft, comentó Al Gillen, analista de IDC. “Tuvo un fuerte impacto en términos de paquetización de producto”. A lo largo de los años se han dado muchos casos en los que a Microsoft le hubiera gustado integrar varios productos pero el temor a reavivar prácticas antimonopolísticas ha puesto freno a muchas de ellas, señaló. Por ejemplo, Microsoft integró su hipervisor Hyper-V en otros productos, pero una vez que VMware decidiera situar a coste cero por un hipervisor”. “Durante el tiempo del juicio, Microsoft se ha mostrado algo menos ambicioso y agresivo a la hora de entrar en nuevos mercados ya que siempre sobrevolaba el temor de pudiera infringir las leyes de antimonopolio”. De hecho, hubo muchas decisiones técnicas que se filtraban al departamento legal para que éste diera el visto bueno a lo que podían hacer”, señaló said Al Gillen.

La realidad es que las decisiones internas han tenido poco impacto en la capacidad de la compañía para liderar nuevos mercados. “No es tanto que Microsoft perdiera la oportunidad de convertirse en un competidor sino que más bien ha perdió la oportunidad de impedir que otros sean líderes”, señaló Al Gillen.



Gohring Nancy y Grant Gross

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios