Actualidad | Noticias | 10 JUN 2009

La información sobre localización móvil podría plantear problemas a la intimidad del usuario

La venta de información por localización de los operadores móviles a los proveedores de servicio podría traer problemas desde el punto de vista de la intimidad y por ello necesitar ser analizado, señalan dos autoridades reguladoras suecas The Swedish Post and Telecom Agency (PTS) y the Swedish Data Inspection Board.
Natalia Mosquera

Ambas autoridades que tiene como objetivos velar por proteger el derecho de la intimidad de los individuos en la sociedad de la información han unido fuerzas para garantizar que esta intimidad personal se respeta en los servicios basados en la localización.

El proyecto también vigilará como se gestiona otra información del abonado, entre la que se incluye el número de teléfono. 

PTS ha enviado un cuestionario a los operadores en el que se pregunta qué tipo de información se transfiere de los operadores a los proveedores de servicio, cómo se protege esa información y cómo se obtiene la autorización del cliente para utilizarla.

Los dos organismos reguladores empezarán a analizar las repuestas este otoño y publicarán un informe a finales del mes de octubre.

"Tiene sentido que los reguladores observen como la información sobre la ubicación se gestiona debido al rápido crecimiento del segmento y a la sensibilidad de la información", señala Jonathan Arber, analista de IDC. Sin embargo, él no cree que la regulación sea necesaria.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información