Actualidad | Noticias | 23 OCT 2009

La FCC impone finalmente la neutralidad de Internet

La FCC (Federal Communications Commission) dio ayer el primer paso hacia la creación de reglas formales que garanticen la neutralidad de la Red, a pesar de la enorme presión ejercida durante los últimos días desde el mundo industrial y político en contra de esta medida.
Network World

La FCC votó ayer una propuesta para abrir formalmente un proceso normativo que cree nuevas reglas que garanticen la neutralidad de Internet, tras un intenso debate sobre la necesidad de desarrollar una nueva legislación que garantice tal principio en el que se han involucrado abiertamente tanto compañías del sector como grupos políticos y sociales de Estados Unidos.
Aunque todavía tendrán que pasar varios meses antes de que la FCC vote la regulación final sobre la neutralidad de la Red, cuando ese momento llegue los usuarios tendrán la garantía de poder acceder a las aplicaciones y los websites legales que deseen sin sufrir bloqueos o ralentizaciones del ancho de banda selectivos por parte de los proveedores de servicios. Si bien éstos podrán aplicar enfoques de gestión de red “razonables” para reducir las situaciones de congestión y mantener la calidad del servicio, las nuevas reglas les obligará a hacerlo con total transparencia para los usuarios.

La propuesta de la FCC incluirá en la normativa sobre la neutralidad de las redes los servicios de banda ancha sin cables y solicita comentarios para dar el tratamiento más adecuado a los servicios de red gestionados.

Según Julius Genachowski, presidente de la FCC, las nuevas reglas son necesarias para proteger la innovación en Internet y preservar la apertura que permitió su rápido desarrollo. En su opinión, el problema no es sólo que se produzcan situaciones en las que los proveedores de banda ancha degradan la capacidad de las redes cuando se accede a websites populares con una gran demanda. El verdadero problema para Genachowski reside en que el incierto marco legal actual podría propiciar los retos emergentes contra la libertad y la apertura de Internet. “Es este el momento de crear reglas justas y razonables que lo eviten”.

Pero no todos están de acuerdo. Para un sector de la opinión –tanto del mundo de la industria como del mundo político-, el gran crecimiento experimentado por Internet se debe precisamente a su falta de regulación. Para estos expertos, además, las reglas propuestas sólo regulan a los proveedores de servicios, no a los fabricantes de aplicaciones Web, que es de donde precisamente procederá en el futuro la innovación y no de las redes. Los que se oponen a la regulación de la neutralidad de la Red aseguran igualmente que la nueva normativa podría perjudicar el crecimiento de Internet y dar un precedente a otras naciones para crear toda clase de nuevas reglas sobre la Red.

Los defensores del principio de neutralidad, por su parte, justifican la necesidad de contar con reglas formales que impidan que los proveedores de banda ancha puedan bloquear o ralentizar algunos websites o aplicaciones en favor de otras. Los opositores a tal medida, por el contrario, argumentan que la FCC sólo ha tenido que intervenir contra los proveedores de banda ancha por tales acciones en dos casos –el más conocido fue la acción contra Comcast, que fue acusado de ralentizar el servicio peer-to-peer BitTorrent- y que la nueva regulación podría reducir o detener las nuevas inversiones en banda ancha, dificultando el cumplimiento del objetivo del presidente Obama de llevar la banda ancha a todos los residentes de Estados Unidos. Sin embargo, un estudio de Free Press cuestionaba esta posibilidad, asegurando que las inversiones en infraestructuras no se vería afectadas por tales medidas.

En este frente de opinión se encuadran grandes proveedores de banda ancha como AT&T y Verizon Communications, a los que se ha unido un grupo de alrededor de 90 legisladores estadounidenses la semana pasada. Asimismo, 44 compañías relacionadas con las telecomunicaciones, como Cisco Systems, Alcatel-Lucent, Motorola y Nokia, dirigieron un escrito a la FCC oponiéndose a las nuevas normativas, alineándose con la opinión de otros grupos minoritarios preocupados sobre el efecto de la regulación de la neutralidad sobre el despliegue de la banda ancha.

En el otro extremo se encuentran 28 grupos de consumidores y de derechos digitales -como Free Press y Public Knowledge-, diversos pioneros de Internet -Vint Cerf y David Reed, entre ellos- y altos ejecutivos de compañías relacionadas con la Web –como Google, Amazon.com, eBay y Facebook. El pasado miércoles, además, 30 inversores de capital riesgo en el sector tecnológico enviaron un escrito a la FCC apoyando la creación de las nuevas reglas, y esta semana más de 20.000 residentes en Estados Unidos han firmado una carta en su defensa, según Save the Internet, un grupo pro neutralidad.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información