Actualidad | Noticias | 22 FEB 2002

La Comisión de la UE llama a la rápida implantación de IPv6 en Europa

La Comisión de la UE hizo público ayer un documento en el que se insta a la industria y los gobiernos europeos a acelerar la implantación de IPv6 a fin de aumentar la competitividad de la Unión en nuevas tecnologías. La nueva versión de IP dará paso a una nueva generación de servicios y aliviará la congestión a la que se ve abocada la asignación de direcciones IP bajo la actual versión 4. A continuación se ofrece completo el documento, que, además de dar a conocer la postura de la Comisión, sirve de sencilla introducción a las características y prestaciones de IPv6.
Comunicaciones World

COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL CONSEJO Y AL PARLAMENTO EUROPEO
La Internet de nueva generación ? actuaciones prioritarias en la migración al nuevo Protocolo Internet IPv6

ÍNDICE
1. Introducción 5
2. Internet: Direcciones y aplicaciones 7
2.1 Comunicación y direccionamiento en Internet 7
2.2. Atribución de las direcciones IP 8
2.3. Escasez del espacio de direcciones IPv4 8
2.4. Futuras aplicaciones de Internet 9
3. Desarrollo e implantación del IPv6 10
3.1. Desarrollo de normas IPv6 10
3.2. Investigación y desarrollo sobre el IPv6 11
3.3. Del IPv4 al IPv6 11
3.4. Implantación del IPv6 en el mundo 12
3.5. Respeto de la intimidad 12
4. Actuaciones recomendadas a nivel de la UE 13
5. Glosario 17


Resumen
Internet y su uso generalizado constituyen elementos centrales para la economía del conocimiento. Sin embargo, el crecimiento rápido y continuado de Internet exige ahora la adopción de nuevas medidas que permitan dar respuesta a las necesidades nuevas y cambiantes.

Es cosa generalmente admitida que la Unión Europea tiene que desempeñar un papel más destacado en el desarrollo y dominio de las tecnologías básicas que sustentan la evolución de Internet de próxima generación, acelerando el desarrollo de una infraestructura de comunicaciones de alta capacidad, fiable y segura, con conectividad permanente y elevada movilidad inalámbrica.

La ambición europea de convertirse en la economía basada en el conocimiento más competitiva y dinámica del mundo para 2010 sólo podrá ciertamente hacerse realidad si desempeña también un papel preponderante en la mejora de las capacidades de Internet. Resultan factores esenciales para ello mantener y aprovechar su liderazgo tecnológico en las comunicaciones móviles e inalámbricas y conseguir una transición eficiente a la Internet de próxima generación basada en el nuevo Protocolo Internet (IPv6).

Con la convergencia prevista de los sectores de Internet e inalámbrico, se ofrece a las industrias europeas de fabricación y servicios una oportunidad única de aprovechar sus conocimientos tecnológicos para reforzar su ventaja competitiva y liberar su potencial de iniciativa empresarial para hacer posible la creación de nuevas aplicaciones y servicios que permitan crear nuevas oportunidades empresariales en beneficio de todos los protagonistas de la nueva economía de Internet.

Sin embargo, para poder implantar oportunamente los nuevos servicios que Internet hace posibles, resulta esencial estructurar, consolidar e integrar los esfuerzos europeos relativos al IPv6, y en particular desarrollar la necesaria base de recursos humanos capacitados, armonizar plenamente, cuando proceda, los enfoques políticos, sostener el esfuerzo investigador, promover los trabajos sobre normas y especificaciones y garantizar que todos los sectores de la nueva economía a los que es probable afecte el IPv6 conozcan debidamente los beneficios que pueden derivados de su adopción.

Tras los trabajos efectuados por el Grupo operativo IPv6, la Comisión propone un conjunto de actuaciones encaminadas a garantizar que la Unión Europea mantenga la iniciativa y el liderazgo en este desarrollo mundial. Estas actuaciones exigen una acción concertada encaminada a la estructuración, consolidación e integración de los esfuerzos europeos referidos al IPv6, en particular mediante:

1. Un apoyo más intenso al paso al IPv6 en las redes y los servicios públicos.
2. El establecimiento y puesta en marcha de programas educativos sobre el IPv6.
3. La adopción del IPv6 mediante campañas de sensibilización.
4. El fomento permanente de la asimilación de Internet en toda la Unión Europea.
5. Un mayor apoyo a las actividades referidas al IPv6 en el sexto programa marco.
6. El fortalecimiento del apoyo para que las redes de investigación nacionales y europeas estén habilitadas para el IPv6.
7. Una contribución activa al fomento de los trabajos de normalización del IPv6.
8. La integración del IPv6 en todo plan estratégico relativo al uso de nuevos servicios de Internet.

Introducción
Las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) están alterando el funcionamiento de la economía y la sociedad y haciendo posibles nuevas formas de trabajar, comerciar y comunicarse. Los nuevos progresos de las TIC en el siglo XXI tendrán una repercusión amplia y duradera no sólo sobre la economía, sino también sobre todos los aspectos de la vida de las personas, induciendo transformaciones radicales y mutaciones de gran envergadura. En realidad, estas mutaciones no serán sólo de tipo tecnológico, sino que se traducirán también en creación de riqueza y generación de nuevas oportunidades empresariales, difusión de conocimientos, acercamiento de los diferentes colectivos y enriquecimiento de la vida de las personas.

En respuesta a estas previsiones, el Consejo Europeo, en su reunión de Lisboa de marzo del 2000 , estableció el objetivo de que Europa se convirtiera en la economía basada en el conocimiento más competitiva y dinámica del mundo, capaz de un crecimiento económico sostenible, con empleos más numerosos y de mejor calidad y una mayor cohesión social.

En junio de 2000, el Consejo Europeo adoptó el Plan de acción «eEurope 2002» que define las medidas necesarias para alcanzar el objetivo de «una sociedad de la información para todos». En él se enumeraban tres objetivos principales (una Internet segura, más rápida y más barata; invertir en las personas y en sus competencias; y fomentar el uso de Internet) cuyo tratamiento a nivel europeo aportaría valor añadido, y se detallaban diversas medidas relacionadas con dichos objetivos. Entre ellas figuraban el acceso asequible, para empresas y ciudadanos, a una infraestructura de comunicaciones de primera línea mundial y el rápido desarrollo de una amplia gama de servicios en línea competitivos. Se abordaba específicamente el tema de la Internet de próxima generación, incluida la Internet móvil, subrayando la necesidad de ampliar sensiblemente el espacio de direcciones IP a la vista de las necesidades previstas a medio y largo plazo. Ciertamente, la aparición de las comunicaciones «de igual a igual», el rápido desarrollo de la infraestructura de acceso de banda ancha, tal como el ADSL, y la necesidad de hacer frente a la demanda de las comunicaciones de máquina a máquina avalan la necesidad de avanzar rápidamente hacia la Internet de próxima generación.

En el contexto de las comunicaciones móviles de tercera generación (3G), la Comisión hizo pública una Comunicación en la que subrayaba que el actual Protocolo Internet (IPv4) podría obstaculizar el pleno desarrollo de los servicios 3G a largo plazo. La nueva versión del Protocolo Internet propuesta, el IPv6, resolvería la escasez de direcciones del IPv4 y haría posible la adición de nuevas características. La implementación del IPv6 en las redes móviles hará posible asimismo la interconexión inalámbrica de máquina a máquina, ampliando considerablemente el rango de aplicaciones de 3G. Aun reconociendo que la transición completa al IPv6 requerirá una esfuerzo de varios años, se considera igualmente que cualquier demora en abordar dicha transición podría obstaculizar la implantación de estas características avanzadas de servicio 3G en una fase posterior, privando a la Unión Europea de una gran oportunidad de convertirse en el protagonista de la nueva generación de Internet.

En la declaración sobre la administración electrónica aprobada por los ministros de 28 países europeos el 29 de noviembre 2001, los ministros invitaron a la Comisión Europea a llevar a cabo las inversiones necesarias en investigación y desarrollo tecnológico, en particular dentro del sexto programa marco, para garantizar la interoperabilidad y fiabilid

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información