Actualidad | Noticias | 11 OCT 2012

La CMT quiere desregular el enlace submarino con Canarias de Telefónica

La CMT propone mantener la regulación de las líneas alquiladas terminales al entender que aún no existe competencia efectiva. Sin embargo, la entidad considera que se debería desregular la ruta de cable submarino que une la Península con Canarias ante la presencia de otros operadores que dan un servicio alternativo a Telefónica.
Network World

 
Dentro del plan de actuaciones previsto por la CMT para 2012, la entidad propone mantener la regulación del mercado mayorista de líneas alquiladas terminales, ya que no existe competencia efectiva. Por el contrario, propone desregular la ruta de cable submarino que une la Península con Canarias al considerar que no se justifica la existencia de obligaciones regulatorias, ya que, desde mediados de 2011, están operativos en esa zona dos sistemas de cable submarino alternativos a los de Telefónica y se prevé que en los próximos años se tienda hacia la competencia efectiva.

Por líneas alquiladas terminales se entiende las utilizadas para dar servicio a clientes empresariales y conectar estaciones de telefonía móvil. Por su parte, las líneas alquiladas troncales –como las que unen la Península con las Islas Canarias- son las que utilizan los operadores alternativos para construir sus redes troncales.  

Cale submarino de fibraAunque la mayor parte del mercado de líneas alquiladas troncales se encuentra desregulado desde 2008, la CMT decidió entonces mantener la regulación para las 10 rutas submarinas que conectan la Península con las islas y algunas islas entre sí. La propuesta de los servicios de la CMTestablece ahora que una de ellas (Península-Canarias) quede desregulada y que las otras nueve mantengan las obligaciones.  Las nueve rutas que seguirán reguladas son: Cádiz–Ceuta, Málaga–Melilla, Gran Canaria–Fuerteventura, Gran Canaria–Lanzarote, Tenerife-La Palma, Tenerife-La Gomera, Hierro-La Gomera, Mallorca-Menorca e Ibiza-Formentera.

El único modo que tienen los operadores alternativos para prestar servicios en los territorios insulares es a través de los cables submarinos de Telefónica, ya que el uso de tecnologías como el satélite no sustituye de forma fiable la transmisión por fibra óptica. Esta dependencia convierte al cable submarino en un “cuello de botella” que afecta negativamente al desarrollo de la competencia en los territorios que conectan. En este sentido, la CMT ha comprobado que la cuota de mercado de Telefónica en banda ancha en estos territorios es superior a la del resto del Estado: si en la Península se sitúa en torno al 48%, en las Islas Canarias supera el 70% y en Ceuta llega al 88%.

Para facilitar que en estos territorios se pueda disfrutar de la misma variedad de ofertas de servicios de telecomunicaciones (en especial de banda ancha) que en la Península, se propone obligar a Telefónica a alquilar los sistemas de cable submarino en estas rutas a unos precios razonables, que deberán contar con la aprobación de la Comisión.

En el caso de la ruta Península-Canarias, que quedaría desregulada en el plazo de seis meses desde la aprobación de la nueva regulación, se espera que los dos sistemas de cable submarino alternativos a Telefónica, Canalink y WACS, operativos desde 2011, aumenten la presión competitiva y reduzcan los precios minoristas. De hecho, desde la última revisión del mercado se ha apreciado ya una mejora muy considerable de la situación competitiva de los servicios de comunicaciones electrónicas en las islas de Gran Canaria y Tenerife. En este sentido, han destacado la apertura de centrales bucle por parte de los principales operadores alternativos y el despliegue de la tecnología DOCSIS 3.0 por parte de ONO.  A finales de 2010, la CMT ya aprobó una bajada del 29% en los precios mayoristas de las líneas alquiladas del cable submarino que une la Península con Canarias, con el fin de incrementar la competencia de ofertas de banda ancha y voz en las islas.

Líneas alquiladas terminales: se mantiene la regulación

Las líneas alquiladas terminales consisten en conexiones permanentes, de un ancho de banda fijo y garantizado, entre la red de un operador y un cliente final o una estación base de la red móvil, a través de la red pública de telecomunicaciones. Estos servicios son utilizados principalmente en el segmento empresarial y también por parte de los operadores móviles para conectar sus estaciones base de telefonía móvil. Debido al crecimiento exponencial de los servicios de banda ancha móvil, es muy importante para los operadores móviles contar con líneas alquiladas terminales de alta capacidad que permitan cursar todo el tráfico de datos móvil.

La CMT considera en este análisis que no existe competencia efectiva en el mercado de líneas alquiladas terminales al por mayor. Telefónica ha sido designada como operador con poder significativo de mercado con una cuota del 70% en términos de líneas.

El análisis del mercado propone, por tanto, continuar con las obligaciones impuestas a Telefónica en materia de acceso, transparencia (publicación de una oferta de referencia) y no discriminación, así como diferentes obligaciones contables y de control de precios.

La resolución de la CMTno es definitiva, ya que se presenta a consulta pública del sector, a la que pueden realizar alegaciones los operadores y demás agentes. Además, la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), en una primera fase, y la Comisión Europea, posteriormente, también deben pronunciarse al respecto.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información