Actualidad | Noticias | 10 OCT 2008

La CMT presenta su propuesta para regular la fibra y banda ancha

Tags: Hardware
La CMT ha aprobado una propuesta de regulación para los servicios mayoristas de banda ancha y las redes físicas de telecomunicaciones, la cual será enviada a Bruselas, la Comisión Nacional de Competencia, el Gobierno y al conjunto del sector. Tendrán un mes para presentar sus comentarios y alegaciones, antes de que se haga pública la regulación definitiva en el mes de diciembre.
Comunicaciones World

 Las obligaciones propuestas garantizan a los operadores alternativos la posibilidad de replicar, en todo el territorio nacional y mediante un servicio mayorista de acceso indirecto, las ofertas minoristas de Telefónica con una velocidad de acceso a Internet igual o inferior a 30 Mbps.

De acuerdo con la recomendación de la Comisión Europea, la regulación deberá asegurar que permanezcan bajo control regulatorio aquellos despliegues que suponen una extensión de la cobertura de los servicios o una mejora en las condiciones de prestación actuales. La CE también deja a los reguladores nacionales la capacidad para determinar qué es un servicio innovador o emergente y que puedan justificar la existencia de un nuevo mercado que quede libre de regulación. En este sentido, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones propone no considerar parte del mercado de referencia las velocidades superiores a 30 Mbps.

La CMT también propone imponer a Telefónica la obligación de compartir sus infraestructuras de obra civil y mantener la regulación sobre el bucle del abonado, con el fin de incentivar la competencia en redes y garantizar las inversiones llevadas a cabo hasta ahora por los distintos operadores. En la propuesta se establece que la operadora dispone de un plazo de dos meses desde la publicación de la resolución definitiva, para presentar una propuesta de precios de referencia para el acceso a su infraestructura de obra civil.

En las redes de cobre, la CMT propone que ya que Telefónica es dueño de la infraestructura desplegada en España, deberá atender las solicitudes razonables de acceso a su red de cobre a precios orientados a costes y mantener vigentes las condiciones recogidas en la OBA (Oferta del Bucle del Abonado). Además, no podrá modificar la estructura de su red de cobre sin autorización del regulador y la comunicación previa a sus competidores, los cuales deberán disponer de toda la información que precisan para planificar el despliegue de sus redes.
En el acceso físico a redes de nueva generación y a cualquiera de sus arquitecturas (fibra hasta el hogar o hasta un nodo), la CMT ha constatado que la desagregación de la fibra no es factible, así es que Telefónica estará obligada a proporcionar acceso a sus infraestructuras de obra civil (cámaras, arquetas, canalizaciones, postes y conductos) con precios orientados a coste. También en el plazo de seis meses desde la resolución definitiva, deberá facilitar información suficiente sobre sus infraestructuras de obra civil en aquellas centrales en las que haya al menos un operador coubicado. En los casos en los que el acceso a los conductos no fuera factible por problemas técnicos o de espacio, Telefónica ofrecerá soluciones a los operadores alternativos, como la fibra oscura.

En el caso de las infraestructuras para el interior de los edificios, la CMT opta por la imposición de obligaciones simétricas a los operadores que desplieguen una red NGN interna, con el objetivo de asegurar la compartición de los elementos de red que aquí se encuentran (cajas terminales, acometidas, etc.).

En el caso de los nuevos despliegues de fibra hasta el domicilio del abonado o hasta nodos remotos, Telefónica deberá informar con seis meses de antelación sobre el área de cobertura, las previsiones de operatividad y mantener esta información actualizada hasta el año 2010. En cuanto a la posibilidad de cierre de centrales, Telefónica estará obligada a mantener el suministro de todos los servicios de acceso desagregado durante un periodo de cinco años desde la comunicación de abandonar una central. Una vez transcurridos los primeros treinta meses de dicho periodo, Telefónica no estará obligada a atender las solicitudes de coubicación de los operadores. Asimismo, Telefónica sólo podrá comunicar el cierre de una central cuando el 25% de la de los accesos de la misma estén cubiertos por fibra óptica.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información