Actualidad | Noticias | 08 JUN 2002

KPNQwest podría cerrar su red el lunes

Durante todo el viernes KPNQwest estuvo negociando distintas vías para mantener en activo su red, pidiendo a sus clientes que paguen sus facturas por adelantado e intentado encontrar un operador que se haga cargo de la troncal eBone, una de las más importantes redes de transporte del tráfico Internet de Europa. Si el lunes no se consiguen alrededor de 50 millones de euros, la compañía procederá al cierre de la red, lo que afectará a todo el tráfico Internet europeo.
Comunicaciones World

El objetivo es mantener activa la red durante todo el mes de junio y, posiblemente, también julio. Este periodo de tiempo sería utilizado para encontrar un comprador en una mejor posición, ya que, desactivadas, las infraestructuras del operador perderían valor. Pero el tiempo se agota sin que se encuentren salidas válidas: los síndicos de la quiebra de la compañía han asegurado que si el lunes no se obtienen los fondos necesarios para mantener activa la red, lo que supone un coste estimado de alrededor de medio millón de euros diarios, se procederá a su cierre definitivo.

Los síndicos de la quiebra comunicaron el jueves que estaban pidiendo a todos los clientes de KPNQwest que adelantasen el pago de sus facturas correspondientes a mayo y junio. Con esta intención se han dirigido especialmente a Koninklijke KPN NV, uno de los principales accionistas de KPNQwest al tiempo que uno de sus mayores clientes, para que abone los 23 millones de euros que adeuda a la compañía. Mientras tanto, se intenta cerrar un acuerdo con un operador europeo para que se haga cargo de eBone, una de las principales troncales IP del continente adquirida por KPNQwest el año pasado. En este sentido, Wall Street Journal aseguraba el viernes que un consorcio liderado por Lehman Brothers Holdings estaba interesado en la compra de los activos del operador en Europa Occidental, valorados antes de la quiebra en 100 millones de euros. Mientras tanto, AT&T sigue siendo considerada como una de las principales candidatas a adquirir la compañía.

En este compás de espera, el viernes KPN llegaba a un acuerdo con Colt para garantizar la continuidad en los servicios de aquellos de sus clientes europeos que utilizaban la red de KPNQwest. En concreto, el acuerdo afectará a 30 dientes de KPN de 13 países del continente que, en conjunto, generan unos ingresos de alrededor de un millón de euros. Además, KPN ha solicitado a Colt 17 circuitos de 155 Mbps para hacer frente a su tráfico internacional de voz y datos.

Desde hace varios días, distintos operadores, como BT Ignite, Global Crossing y Colt, están ofreciendo a los clientes de KPNQwest ayuda y soporte para hacer frente a la crítica situación de la red de la compañía, que podría dejarles sin servicio en cualquier momento. En concreto, BT Ignite asegurado haber ya firmado contratos con clientes de KPNQwest por valor de seis millones de euros.
Ante los despidos masivos que se están produciendo, que afectan gravemente al mantenimiento del centro de operaciones de red de Bruselas, muchos empleados han decidido trabajar gratis para impedir que se produzcan graves daños en el tráfico IP continental e intercontinental. Se espera que en los próximos días se produzcan nuevos despidos en la unidad de negocios belga del operador, actualmente en suspensión de pagos y a un paso de la quiebra.

Aunque oficialmente la red de KPNQwest sigue completamente en activo, desde hace días diversos expertos viene advirtiendo de lo contrario, ante los evidentes problemas que se están produciendo en el tráfico Internet europeo, agravados además por el aluvión de consultas online que está provocando el Campeonato Mundial de Fútbol.

IDG News Service se hace eco de los problemas de servicio que están teniendo algunos de los clientes de KPNQwest, como Lycos Europe. “No estoy seguro de lo que ha sucedido, si es responsabilidad de KPNQwest o de algunos de sus suministradores, pero parte de la red dejó de funcionar hace unos días”, afirma Frank Weller, CTO de la compañía. "Nos hemos visto obligados a poner en marcha planes de respaldo para redirigir nuestro tráfico de datos por rutas alternativas”.

Entre los más destacados clientes de la compañía en Europa se encuentran firmas como Dell, Hewlett-Packard, Cap Gemini y Nokia. Para los expertos, la situación creada “no tiene precedentes”, ya que nunca se había visto en peligro el servicio de un gran operador paneuropeo responsable de buena parte del tráfico IP del continente. Según algunas estimaciones, los 25.000 kilómetros de fibra óptica que forman la red del operador se ocupaba hasta ahora de transportar alrededor del 30% del tráfico IP de Europa.



www.kpnqwest.es

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información