Actualidad | Noticias | 28 JUN 2006

Intel vende su unidad de comunicaciones a Marvell

Intel venderá su negocio de procesadores de aplicación y comunicaciones a Marvell Technology por 600 millones de dólares. Esta operación es parte de la estrategia de Intel de centrarse en su negocio principal para hacer frente a la creciente presión competitiva de Advanced Micro Devices (AMD) y a la ralentización del mercado mundial de PCs.
CIO

En abril, el fabricante comunicó que esperaba una caída del 3% en sus ingresos para 2006, y que emprendería una reorganización que incluiría despidos en el plazo de tres meses. El recorte de plantilla se espera que se produzca coincidiendo más o menos con el próximo anuncio de resultados financieros de la compañía, previsto para el 19 de julio.

Además, Intel espera que sus beneficios bajen de 12.100 millones de dólares a 9.300 millones de dólares en 2006. Su CEO, Paul Otellini, explicó a los analistas en abril que este año reduciría los gastos en 1.000 millones de dólares y se desharía de las unidades de negocio menos importantes para su actividad principal.

La unidad de comunicaciones es, sin duda, una de ellas. “Las comunicaciones representan una larga y casi siempre triste historia para Intel”, indica Gordon Haff, analista de Illuminata. “Es una línea de producto en la que viene invirtiendo durante años sin obtener los resultados esperados”. Aunque algunos de los productos de esta unidad han conseguido un éxito moderado, nunca llegó a representar una línea particularmente rentable.

Mantiene su apuesta por Wi-Fi y WiMax
“Esta venta afecta específicamente a nuestro negocio de handhelds, centrado en procesadores celulares y de aplicación. Mantendremos, sin embargo, nuestro foco en tecnologías de comunicaciones inalámbricas como Wi-Fi y WiMax”, ha subrayado Robert Manetta, portavoz de Intel. De hecho, entre las áreas subrayadas por el fabricante como foco principal en estos momentos figuran la informática móvil y el mercado de PCs tradicional.

Según Manetta, Wi-Fi y WiMax están en la actualidad orientándose a ordenadores portátiles. Sin embargo, en caso de que fueran adoptadas también en futuras generaciones de teléfonos celulares y handhelds, volvería a interesarse por este tipo de dispositivos.

El segmento vendido a Marvell incluye procesadores de comunicaciones celulares, capaces de manejar datos de voz en terminales como BlackBerry, y procesadores de aplicación, los cuales cosntituyen las CPUs que dotan de inteligencia a smartphones como Motorola Q y Palm Treo. Manetta no ha querido revelar si Intel alguna vez consiguió obtener beneficios de la fabricación de este tipo de chips, indicando simplemente que la compañía ha decidido que se trataba de un área que no encajaba en sus actividades. Por su parte, muchos analistas consideran que Intel se lanzó a este segmento demasiado tarde para lograr construir un negocio rentable.


Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información