Actualidad | Noticias | 22 FEB 2011

Intel trabaja en la mejora de la funcionalidad y seguridad de los smartphones

Intel trabaja en la mejora de la funcionalidad y seguridad de los smartphones y para ello está potenciando las capacidades de sus chips para terminales inteligentes y tablets.
Network World

Intel está trabajando en la mejora de la funcionalidad y seguridad de los smartphones y para ellos está implementando capas de hardware y aceleradores gráficos para securizar los dispositivos móviles, según han comunicado los responsables de la compañía,. Planea además integrar sensores y aceleradores para medir la temperatura y la calidad del aire, y chequear la velocidad, la distancia y la localización, aplicaciones relacionadas con el entorno y el movimiento que no son de utilidad en los equipos fijos como el PC pero que ahora cada vez tienen más importancia gracias al auge de los dispositivos móviles, afirma Dadi Perlmutter, vicepresidente de Intel Architecture Group.

Los aceleradores y sensores integrados en dispositivos móviles proporcionan datos en tiempo real que pueden ayudar a los usuarios a tomar decisiones y organizar sus agendas. Según Perlmutter. "sería muy útil para los usuarios tener información sobre el contexto, como la velocidad o la temperatura”. Los investigadores de Intel ya han desarrollado un conjunto de sensores para dispositivos tipo smartphone para medir la calidad del aire teniendo en cuenta variables como el monóxido de carbono o el ozono. 

Para smartphones y tablets, Intel ofrece actualmente chips integrados que incluyen CPU y núcleos separados para funciones como codificación y decodificación. Por ejemplo, el chip de bajo consumo Oak Trail para tablets incorpora por separado una CPU y un acelerador que permite a los dispositivos mostrar vídeo de alta definición a 1080p. Pero la compañía quiere integrar estas características dentro de las CPU, lo que podría suceder a medida que los chips reduzcan su tamaño. La clave para integrar más características dentro de las CPU es incorporar más transmisores, lo que añadiría funcionalidad a los chips, afirma Shekhar Borkar, investigador de Intel. Es un proceso de integración como el que introdujo la memoria y el caché dentro de la CPU.



Avances en camino

Intel adopta un nuevo proceso de fabricación cada dos años, e invierte miles de millones de dólares en mejorar sus fábricas. A finales de año la compañía comenzará a producir chips en procesos de fabricación de 22 nanómetros, que son más rápidos y con un consumo energético más eficiente que los chips fabricados mediante los actuales procesos de 32 nanómetros. Asimismo, Intel ya ha anunciado que añadirá radios 3G y 4G a los futuros chips para móviles, y el mes pasado completó la adquisición de Infineon, firma cuya tecnología de radio añadió a su portfolio. La compañía se encuentra además en pleno proceso de adquisición de McAfee, compañía cuya tecnología le ayudará a combinar seguridad de software y de hardware para proteger a los dispositivos móviles de retos internos y externos.

Con estos y otros avances en camino Intel espera arrebatar cuota de mercado a Arm, que actualmente domina los mercados de smartphones y tablets. Además de los chips para tablets Oak Trail, la firma planea lanzar este año los chips Medfield para smartphones.

En el futuro las CPU serán irreconocibles comparada con las actuales, afirma Perlmutter, responsable del diseño de los futuros chips de Intel. En su opinión, las CPU no serán conocidas como ‘unidades de procesamiento central’ sino como ‘unidades de plataforma central’. Para Perlmutter, Intel hizo un gran progreso con su microarquitectura Sandy Bridge, que supuso para la compañía la primera vez que se lograba integrar una CPU y un procesador gráfico en un solo chip.

Contra los hackers

A medida que los dispositivos móviles están en el objetivo de los hackers, Intel está más interesada en incorporar en los chips más elementos de seguridad que no sólo ayuden a autenticar usuarios sino también a aislar y resolver intentos de robo de información. Si un dispositivo depende mayoritariamente del software, es fácil entrar en el sistema cuando se transfiere información entre la memoria, la CPU o el chip, asegura Perlmutter.

Como cada vez los smartphones almacenan más información personal y están siendo utilizados para transacciones bancarias, la información ha de ser protegida. El hardware de seguridad podría almacenar contraseñas o capturar voz, huellas, imágenes de los ojos o fotos para identificar a los usuarios. Más allá de la autenticación de usuarios, los chips de seguridad podrían codificar datos transferidos sobre redes cableadas o inalámbricas.

Hacia mejores experiencias visuales

Asimismo, la compañía está destinando inversiones a la investigación y desarrollo de software y chips que proporcionen mejores experiencias visuales para satisfacer la creciente demanda de capacidades gráficas de alta calidad en dispositivos móviles para disfrutar de juegos o visionar películas de alta definición.

En este segmento, aunque Intel integra chips gráficos en sus procesadores, ha sido criticado por suministrar productos inferiores a los de competidores como Advanced Micro Devices y Nvidia, que ofrecen mejores capacidades gráficas en sus chips para PC y dispositivos móviles. No obstante, ha conseguido avances en este terreno con el lanzamiento del chip para tablets Oak Trail, que incluye un a

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información