Actualidad | Noticias | 17 ABR 2000

IETF considera que los proxies de interceptación violan la naturaleza de Internet

El debate sobre si las tecnologías de caché de Web pudieran resultar perniciosas para la Red ha creado polémica en el seno de la comunidad de ingeniería Internet, debido a la intención de los suministradores de este tipo de sistemas de promover un protocolo de comunicaciones para soportar balanceo de cargas y redireccionamiento de tráfico. IETF considera que el protocolo NECP viola la naturaleza de Internet al funcionar con proxies de interceptación.
Comunicaciones World
En cuestión está el protocolo Network Element Control Protocol (NECP), tecnología de propósito general capaz de soportar comunicaciones seguras y flexibles entre servidores, conmutadores y dispositivos de red. NECP disfruta del apoyo de importantes compañías de la industria Internet, como Akamai Technologies, Foundry Networks, Inktomi, Alteon WebSystems, Novell, Radware o Network Appliance. Estas empresas han remitido NECP a Internet Engineering Task Force (IETF) para su publicación como documento informativo.

El proceso está creando controversia debido a que algunos de los responsables de IETF consideran que NECP, en cuanto proxy de interceptación, viola el diseño fundamental de Internet. Un proxy de interceptación funciona como intermediario entre el usuario final y el servidor al que desea acceder. Pretende convertirse en servidor de destino, proporcionando contenido o una mayor rapidez en el servicio de red, siendo una de sus ventajas más destacables el eliminar la necesidad de configuración en el usuario final.

No obstante, podría cabe considerar que estos equipos quebrantan el estándar IP alterando la naturaleza "extremo a extremo" de su tecnología de comunicaciones y dando lugar a problemas de interoperatividad. Además, modifican las comunicaciones sin el conocimiento de los usuarios finales ni de los servidores destino.

Los servidores proxy de interceptación son utilizados por AOL y otros PSI para gestionar el tráfico de clientes que acceden a Internet por marcación. De hecho, el 25% de los PSI recurren a ellos, según Peter Danzig, vicepresidente de tecnología de Akamai.

A pesar de su amplia utilización, constituyen un tema candente para IETF y algunos de sus miembros se han negado a publicar NECP precisamente por el soporte de estos sistemas. El debate se desarrolla entre dos polos, uno constituido por los puristas que consideran que IETF no debe apoyar el uso de técnicas que atentan contra la filosofía de Internet, y el otro, más pragmático, para el cual la estandarización de la práctica común resultaría de gran utilidad.

La iniciativa NECP surgió hace dos años como el intento de impulsar un protocolo abierto en sustitución de varios estándares propietarios utilizados por dispositivos de caché Web para comunicarse con servidores y conmutadores. Aunque fue diseñado para aplicaciones de balanceo de cargas y caché Web, puede ser utilizado en otras aplicaciones dado que permite a cualquier servidor comunicarse con cualquier dispositivo de Red. El soporte del protocolo será incluido este año en productos de Radware y Network Appliance, entre otros.

A pesar de la polémica, IETF espera publicar el estándar como documento informativo una vez que sean eliminadas del texto las referencias a los proxies de interceptación.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información