Actualidad | Noticias | 25 ABR 2011

Huawei sigue dispuesta a comprar firmas de Estados Unidos

Huawei podría realizar más adquisiciones en los EEUU después de su fallida compra de 3Leaf Systems. El diálogo en curso que mantiene con el gobierno federal podría ayudarles en futuros acuerdos.
Computerworld

A principios de este año, el gigante de las telecomunicaciones Huawei, con sede en Shenzhen (China), accedió a desprenderse de los activos de 3Leaf de acuerdo a la recomendación del Comité de Inversiones Extranjeras en los EEUU (CFIUS). La subsidiaria de Huawei en el país, FutureWei, había adquirido las acciones del vendedor de soluciones de virtualización por cerca de 2 millones de dólares. Esta compra se sometió al juicio de la CFIUS, una agencia gubernamental que revisa las inversiones extranjeras en los Estados Unidos. A pesar de la recomendación de rechazo inicial, Huawei llegó a un acuerdo con la agencia.

“Anticipamos que nuestro crecimiento será basicamente orgánico”, dijo Bill Plummer, vicepresidente de la empresa en EEUU, durante una entrevista esta semana. “De todas manera, si nos encontramos con una tecnología que creemos que es prometedora y nos gustará desarrollar de manera más profunda, entonces consideraremos ciertamente las adquisiciones”.

Huawei logra anualmente 400 millones de dólares en ventas en EEUU, pero se encuentra con una gran oposición en ese país. Entre otras cosas, los críticos han acusando a la compañía de tener relaciones con el gobierno y el ejército chinos y hacer productos con una “puerta trasera” que podría ser vulnerable a una intrusión china. Huawei ha negado tener estas relaciones. Huawei, 3Leaf

La compañía podría estar mejor posicionada para llevar a cabo futuros acuerdos tras la controversia con 3Leaf, porque las negociaciones con CFIUS en ese aspecto han llevado a una relación en curso con la agencia, dice Plummer. Esa relación está especialmente focalizada en la disolución del acuerdo de 3Leaf, clarificando los comentarios que hizo este mes el CTO de Huawei, Matt Bross, quien afirmó que estaban involucrados en una supervisión de todas las operaciones de Huawei en EEUU. Aún con todo, Plummer cree que el proceso de desinversión en 3Leaf tendrá beneficios a largo plazo.

“La naturaleza del acuerdo es como es, y la primera vez se crea un vehículo que permite construir una relación de mutua confianza entre Huawei y el gobierno de EEUU”, dice Plummer. “Cuanto más interactuemos, más podremos generar confianza”.

Desde que aceptaran desprenderse de las acciones de 3Leaf en febrero, Huawei se ha enfrentado a muchas exigencias de apertura por parte del gobierno americano. A principios de la semana pasada, la empresa publicó los miembros de su cúpula directiva por primera vez. Este mes, aprovechando el décimo aniversario de Huawei en EEUU, la filial americana abrió su edificio en el centro de desarrollo de la empresa en Silicon Valley, que ya llevaba operando dos años.

Stephen Lawson

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información