Actualidad | Noticias | 04 JUN 2002

HP-Compaq: Lo que queda y lo que se va

Tras el cierre definitivo de la operación de compra de Compaq, Hewlett-Packard ha asegurado a sus clientes que no se producirán grandes sorpresas respecto de las líneas de productos que seguirán en desarrollo en la nueva compañía y aquellas que serán enterradas definitivamente.
Comunicaciones World

El pasado mes de mayo, responsables de HP detallaron la cartera de soluciones que serán asignadas a las cuatro nuevas unidades corporativas: Enterprise Systems Group, Imaging and Printing, HP Services y Personal Systems. El grupo de sistemas de empresa se divide a su vez en dos divisiones. Business Critical Systems se centra en todo lo relacionado con Unix, tanto sistemas operativos como hardware y software, mientras que Industry Standard Server Group cubre los servidores basados en Intel, Windows y Linux, así como en el software de gestión.

El catálogo final de servidores, sistemas operativos y software de HP varía poco de lo que los analistas predijeron cuando el pasado mes de septiembre el fabricante anunció el acuerdo de fusión con Compaq.

Los servidores de HP, a excepción de tc2100 y 2210 basados en Celeron, serán enterrados en el olvido a finales de octubre. La compañía migrará tres plataformas de sistemas operativos y tres sistemas hardware al procesador Itanium de 64 bits de Intel durante los próximos años, y combinará los sistemas de almacenamiento de HP de alta gama XP Series con el hardware de gama media StorageWorks y el software VersaStore y SANworks de Compaq.

Para la consultora Yankee Group, las dudas que surgieron a raíz del anuncio de fusión sobre la viabilidad futura de las estrategias en sistemas y gestión que ambas firmas tenían por separado se han disipado dando paso a ?una línea de productos mucho más amplia capaz de dar al usuario una alternativa interesante frente a las ofertas de IBM y EMC?.

Pero muchos analistas, e incluso algunos usuarios, se cuestionan la idoneidad de enraizar todas las innovaciones futuras en la plataforma de hardware Itanium. En Yankee Group se preguntan si HP dispone de un plan de contingencias para hacer frente a un potencial fracaso de Itanium, y otros expertos y firmas consultoras no consideran acertado confiar exclusivamente en una plataforma, especialmente en una que ha sufrido tantos retrasos. Además, todavía no existen cifras de rendimiento sobre McKinley, la próxima versión de Itanium, disponibles públicamente, y algunos se preguntan si, cuando existan, estarán a la altura de los rendimientos de Power4 de IBM, Alpha EV7 y el procesador Hammer de AMD.

Pero quizá sean los administradores de sistemas que han venido trabajando con OpenVMS sobre VAX o con los AlphaServers, basados en una arquitectura de procesadores escalable, los usuarios de HP menos felices en estos momentos. De hecho, al haber desechado la compañía Alpha como plataforma futura, sólo tienen dos alternativas, el procesador Hammer de AMD o el proyecto de desarrollo de Intel llamado Yamhill, que extiende la capacidad de 64 bits a la arquitevtura X86. Para los nuevos clientes de OpenVMS supone una verdadera barrera de entrada.

No obstante, los AlphaServers seguirán siendo desarrollados a través de las versiones EV7 y EV79 de procesadores, tal como Compaq prometió en su momento, pero pasarán a mejor vida en 2005. Y parece que OpenVMS será portado a Itanium este mismo verano.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información