Actualidad | Noticias | 27 AGO 2008

Frost & Sullivan, escéptico ante el lanzamiento de los femtocells a finales de este año

Aunque los operadores móviles se muestran optimistas sobre los femtocells, hay algunas dudas sobre esta nueva tecnología, como si es capaz de resolver asuntos clave como la funcionalidad y el coste. Estos sistemas de radio de baja potencia, conocidos como femtocells, se enchufan a una conexión de banda ancha residencial y permite a los abonados utilizar los dispositivos móviles para acceder a servicios tanto de voz como de datos. En el último estudio sobre esta tecnología, Frost & Sullivan se muestra escéptico y esboza múltiples desafíos que no parecen que puedan ser resueltos antes de finales de 2008, fecha prevista para su lanzamiento comercial.
Natalia Mosquera

Los operadores son optimistas por todos los beneficios que los femtocells podrían traer, como servicios móviles de calidad dentro de los edificios o el despliegue de la próxima generación de tecnologías inalámbricas con rendimientos superiores a los 10 Mbps. Asimismo, los femtocells podrían reducir los costes operativos entre un 30 y un 40%. Estas ventajas ofrecen a los operadores argumentos más que suficientes como para dar continuidad durante 2009 a las pruebas que están realizando de esta nueva tecnología.

Pero no todos son ventajas. Uno de los principales problemas de los femtocells es su alto coste. Si bien el objetivo de los operadores es mantener los costes móviles en torno a los 100 dólares, las previsiones apuntan a que el precio de los femtocells se incremente hasta los 150-300 dólares, por lo que,  hay una gran presión sobre los fabricantes  para reducir las listas de material (bill of materials, sus siglas en inglés BOM) de los femtocells, en tanto en cuanto los operadores no están en posición de subvencionarlos a los usuarios.

En segundo témrino, los femtocells también tiene el problema de la interferencia de radio. Actualmente, los sistemas UMTS tienen un único par de canal de 5MHz para todas las celdas, desde la macro hasta los femtocells, por lo que la utilización del mismo par de canal para todos los servicios es lo que, probablemente, genera la interferencia.

Por último, los operadores móviles deben garantizar que el tráfico de voz sobre los femtocells se priorice sobre la red ISPS de banda ancha, con el objetivo de proporcionar la calidad óptima de servicio a sus suscriptores móviles. Algo que todavía está por ver.

"Frost & Sullivan espera que, a lo largo de la segunda mitad de 2009, los operadores móviles Tier 1 acometan despliegues a pequeña escala y, que, en base a los resultados obtenidos de su lanzamiento en 2009, otros operadores decidirán si seguir su camino", afirma Luke Thomas, director de programa de Frost & Sullivan. "La historia ha demostrado que para que cualquier nueva tecnología llegue a tener éxito se necesitan productos basados estándares a precios asequibles. Si el foro femtocell y el ecosistema 3GPP retrasan considerablemente la consecución de estos objetivos, la industria correlacionarán la expectación y la promoción que otras tecnologías han generado a los femtocells”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información