Actualidad | Noticias | 03 MAY 2006

Fabricantes y consumidores esbozan un catálogo de mejores prácticas en RFID

Con el objetivo de mitigar las preocupaciones de los consumidores en torno al uso de etiquetas RFID capaces de recopilar información privada, fabricantes, usuarios y grupos de consumidores de RFID se han reunido para realizar un manual de mejores prácticas en esta tecnología
Comunicaciones World
Las empresas que utilizan etiquetas RFID en sus productos deberían notificarlo a los usuarios, así como informarles del modo de desactivación de las etiquetas y de la posibilidad de insertar medidas de seguridad en la tecnología como un requisito primordial, según el grupo de trabajo en RFID del Center for Democracy and Technology (CDT), una entidad de apoyo a las libertades civiles y privadas. El grupo también recomienda que las empresas que recopilen información personal mediante etiquetas RFID comuniquen a los consumidores cómo se utilizan esos datos. Si los clientes optan por no compartir esa información o destruir las etiquetas, esas opciones deben estar disponibles inmediatamente, según establece el borrador del informe de mejores prácticas de este grupo de trabajo.

Tal y como puede leerse en el informe (http://www.cdt.org/privacy/20060501rfid-best-practices.php), “no debe haber lectores ni etiquetas RFID secretos. El uso de RFID debe ser tan transparente como sea posible y los consumidores deben conocer la implementación y uso de cualquier tecnología RFID en cualquier transacción que realice. Al mismo tiempo, cabe destacar que la simple notificación del uso de RFID no exime de la privacidad de la información”.

El CDT espera que estas pautas, que ha desarrollado durante el último año, sirvan de ejemplo sobre cómo las empresas tienen que desplegar la tecnología, según Paula Bruening, consejera del CDT. “El documento refleja los principios tradicionales y extensamente aceptados de las prácticas de información justa”, y ofrece una guía concreta a las empresas que quieran desplegar RFID respetando la privacidad. Asimismo, también reconoce la necesidad de flexibilidad tecnológica.

El uso de estándares será un buen punto de partida para las empresas que quieran atenerse a las cuestiones de privacidad antes de lanzar iniciativas RFID, afirman los miembros del grupo de trabajo. “Estas nuevas guías muestran cómo RFID puede proporcionar mayores beneficios a la sociedad, mientras trata la información privada de los consumidores con respeto”, afirma Steve Shafer, de Microsoft. Otros miembros del grupo de trabajo del CDT proceden de compañías como Cisco, IBM, Intel, Procter & Gamble y VeriSign.

www.cdt.org

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información