Actualidad | Noticias | 07 AGO 2000

Estados Unidos retrasa la subasta de licencias 3G

Tomando una decisión que puede significar problemas para Estados Unidos en la carrera mundial por la construcción de redes inalámbricas de tercera generación (3G), la FCC ha retrasado la subasta para la concesión de las licencias 3G a los operadores interesados. La principal causa es la actual ocupación de la banda por las compañías de televisión UHF que, además, no están forzadas a abandonarla hasta el año 2006.
Comunicaciones World
La subasta, inicialmente prevista para el 6 de septiembre, ha sido pospuesta hasta el 6 de marzo. A favor de su decisión la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) estadounidense ha argumentado que así los participantes tendrán más tiempo para preparar sus ofertas y planificar sus estrategias. En juego está el deseado espectro correspondiente a la banda de 700 MHz, valorado como óptimo para la prestación de servicios móviles de tercera generación, incluida la transmisión de voz, datos y vídeo a alta velocidad.

En su informe, la FCC aducía el interés de un gran número de potenciales participantes en el proceso en que se retrasara el inicio de la subasta para estudiar con mayor profundidad sus estrategias de juego. No obstante, detrás de este cambio de fechas se encuentra algo que el documento mismo reconoce como causa principal; esto es, el que los difusores de televisión UHF ocupan en este momento el espectro y no están forzados a liberarlo hasta el año 2006.”Es incuestionable que diferentes factores relacionados con este espectro, incluida la ocupación del mismo por las compañías de televisión UHF, convierten la planificación de las apuestas y los planes de negocio para el mercado que se abrirá con la subasta en un proceso inusualmente complejo”, explica la declaración oficial.

Algunos analistas advierten que el conflicto con los difusores de televisión pone en peligro el valor del espectro. Así, por ejemplo, Elliott Hamilton, vicepresidente de la consultora Strategis Group considera que señala que “existe una gran inquietud porque estas licencias podrían no ser tan valiosas ni útiles si las compañías de televisión continúan utilizándolas hasta la fecha fijada, el 2006. Es difícil para los operadores apostar por una licencia cuando no saben con certeza si podrán hacer uso de ella inmediatamente o tendrán que esperar quizá uno o quizá seis años. Evidentemente esto afecta significativamente al valor de la misma”. Para concretar algunas de las dificultades referidas, plantea por ejemplo la imposibilidad de los ganadores en la subasta de establecer acuerdos previos con los difusores de contenidos sin saber cuál de los dos socios será el propietario de la licencia y hasta cuando. En opinión de Hamilton la situación debe ser definida con mayor concreción antes del comienzo del proceso de subasta.

Aunque el retraso del proceso no ayudará por sí sólo a resolver estas cuestiones sí proporcionará tiempo a la FCC para trabajar en un acuerdo con los actuales ocupantes del espectro.

AT&T Wireless no ha anunciado de forma oficial su intención de participar en el proceso pero sí ha expresado su apoyo a la decisión del FCC. “Aplaudimos la decisión. Nuestros abogados necesitaban más tiempo para revisar todo lo relacionado con la subasta. Incluso auque existiera un mandato del Congreso no tendríamos autoridad para desalojar el espectro," ha declarado Ken Woo, director de comunicaciones corporativas de AT&T Wireless.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información