Actualidad | Noticias | 21 OCT 2015

El proyecto de escaneo de libros de Google es correcto, según un tribunal americano

Tags: Actualidad
Un tribunal de los EEUU ha cerrado diez años de disputas entre los autores y Google por el escaneo de bibliotecas de todo el mundo.
Google_logo
Peter Sayer, IDG News Service

El proyecto de escaneo de libros de Google constituye un caso de utilización correcta bajo la ley de copyright de EEUU, lo que ha finalizado con diez años de disputas encabezadas por The Authors Guild y grupos de escritores, que querían detener el proyecto.

En 2004 Google empezó a trabajar con bibliotecas para digitalizar sus colecciones de libros, incluyendo trabajos aún protegidos por derechos de autor, haciendo accesibles fragmentos de los mismos a través del motor de búsquedas de Google Books.

Los autores demandaron a Google en 2005, quejándose de que esto rompía sus derechos de autor y sus derechos de licenciar sus trabajos para ser buscados en formato digital. Google defendió sus acciones diciendo que constituían un “fair use”, una de las excepciones contempladas por la ley estadounidense de derechos de autor.

Tras un camino complejo, ahora un tribunal ha sentenciado que “la digitalización no autorizada realizada por Google de trabajos protegidos por derechos de autor, la creación de funcionalidades de búsqueda, y muestra de fragmentos de los mismos, son una utilización correcta que no infringe los derechos de autor.”

La copia de los trabajos es  “altamente transformadora”, según dice, y como la cantidad de texto mostrado de un trabajo en cada momento es limitada, no es un sustituto de mercado significativo para los aspectos protegidos de los originales.

The Author Guild intentó argumentar que ya que Google es una empresa con fines comerciales, sus acciones no pueden ser consideradas “fair use”, pero el tribunal no está de acuerdo. Igual que la distribución de copias digitalizadas a las bibliotecas, que también ha sido permitida, ya que la compañía había acordado con las bibliotecas que estas usarían esas copias “de una forma consecuente con la ley de derechos de autor”.

Desde que se presentó la demanda, Google ha acordado con algunas editoriales el añadir sus archivos digitales originales a su motor de búsquedas. La disputa sobre el proyecto de bibliotecas tuvo su origen en que los poseedores de los derechos de autor no habían dado previamente su permiso explícito.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información