Actualidad | Noticias | 10 OCT 2003

El outsourcing transformará la imagen del departamento de TI

El departamento de Tecnologías de la Información cambiará radicalmente su imagen en 2010. En el nuevo escenario primarán las relaciones entre los diferentes responsables de TI de la empresa y los aspectos concernientes al trato entre la compañía y los proveedores de outsourcing, según se extrae de un estudio realizado por Gartner.
Computerworld


El denominador común de un departamento de Tecnologías de la Información (TI) del año 2010 estará constituido por un reducido componente tecnológico y un mayor foco en herramientas de negocio. Esta transformación de identidad del departamento de TI, provocada por una fuerte implantación del modelo de outsourcing, no será fácil, según Gartner.

Una de las razones esgrimidas por la consultora son las fuertes inversiones que las compañías deben realizar en el reciclaje de su plantilla de Sistemas. Pero esta metamorfosis, avisa la consultora, “no debe extenderse a todos los miembros del departamento de TI, ya que la empresa debe tener en cuenta que en un acuerdo de outsourcing sólo debe destinarse un 5% del presupuesto total destinado al departamento, para la gestión del mismo”.

Desde Gartner se recomienda a los directores de Tecnología enfocar su trabajo hacia el modelo, denominado por la consultora como “TI Lite”, donde en todo momento, su actuación sea la de mediador entre el proveedor de outsourcing y los departamentos de las compañías que hayan solicitado dichos servicios.
Asimismo, la consultora no duda en describir el perfil “ideal” que debe tener un buen director de TI: una persona con la suficiente pericia para alinear en todo momento las exigencias del negocio con los requerimientos tecnológicos.

A pesar de esta transformación de identidad, el departamento de TI seguirá teniendo un papel importante dentro de la empresa, según se refleja en el informe de Gartner. Actualmente, los departamentos de TI conocen perfectamente la tendencia de las compañías hacia la externalización de varios de sus áreas de negocio menos importantes como la mejor estrategia para alcanzar la competitividad en el mercado sin efectuar grandes inversiones de capital. Es por ello, que para el éxito de la externalización, la compañía debe mantener un estrecho contacto con el proveedor de outsourcing, así como una comunicación fluida y transparente.

En este aspecto, Gartner no duda en afirmar que “una inversión adecuada en la gestión de las relaciones con el outsourcer supone una garantía de éxito para el negocio”.



Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información