Actualidad | Noticias | 08 NOV 2010

El outsourcing es necesario para implantar cloud

A pesar de que algunos expertos auguran un trágico final al outsourcing por el auge de la nube, la realidad es que es poco probable que esto suceda, ya que en mayor o menor medida seguirá siendo fundamental la externalización para implementar las soluciones ofertadas en la nube.
Computerworld

En una reciente entrevista a Arjun Sethi, de AT Kearney, en CIO, el consultor aseguraba que el cloud computing terminará con la externalización tradicional de TI. En opinión de Arjun, empresas de la talla de Xerox, HP y Accenture, así como los proveedores indios Infosys y TCS, están potencialmente en peligro. Al mismo tiempo, Arjun cree que compañías como Google y Amazon se harán con una parte importante del mercado de outsourcing de TI. 

Aunque resulte radical y llamativa, esta idea es una exageración. En efecto, la transformación y el cambio en el equilibrio en la industria de la subcontratación se producirá como consecuencia del cloud. Sin embargo, es poco probable que logre erradicar gran parte de la industria de TI. Para comprender mejor esta dinámica, es necesario examinar los diferentes componentes de la tecnología cloud: infraestructuras físicas, aplicaciones y servicios.

En cuanto a infraestructuras, los analistas estiman que las empresas, tanto por hardware como por soporte, generarán más de 95.000 millones de dólares al año. Estas ofertas lidiarán directamente con proveedores de cloud como Amazon, Rackspace o Terremark. Sin embargo, los proveedores tradicionales de externalización están lo suficientemente diferenciados como para no dejar de competir, como IBM con su oferta de Smart Business Development.

El mito de SaaS como autoservicio

Dentro de la nube, las aplicaciones son el elemento más antiguo y mejor establecido. De hecho sólo desde hace poco se enmarca dentro del cloud computing el software como servicio (SaaS), concepto que ha existido durante toda la última década de la mano de pioneros como Salesforce.com y NetSuite, allanando el camino para una adopción generalizada. ¿Cómo podría entonces jugar contra los proveedores tradicionales de outsourcing? Las aplicaciones, actualizaciones, y el apoyo para el alojamiento para soluciones de CRM, ERP, etc., son una gran fuente de ingresos para los proveedores de outsourcing y, realmente, lo seguirá siendo.

Algunos ingresos podrían derivarse por la expansión de la nube de manera significativa, en particular los adscritos niveles inferiores como puede ser el middleware. Sin embargo, la demanda de implantación y apoyo se mantendrá. Existe un error común bastante extendido que indica que SaaS es totalmente un modelo de auto-servicio, y la verdad es que el 90% de las aplicaciones empresariales no lo son tanto, por lo que es necesaria la contratación de personal especializado para llevar a cabo su implantación.

Finalmente, el mayor componente de "outsourcing", por el momento, son los servicios profesionales. Esto puede tomar forma de integración de sistemas, gestión de servicios de TI o externalización de procesos empresariales. En todos estos servicios externalizados, hay un componente predominantemente humano. Y, si bien la nube puede afectar al modelo de entrega del software, no representa realmente un avance en la automatización de los procesos de negocio basados en la mano de obra.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información