Actualidad | Noticias | 29 ABR 1999

El gasto de las empresas europeas en comercio electrónico debería triplicarse

Las compañías europeas gastan una media de 1,8 millones de dólares en la implantación de comercio electrónico, pero necesitan más del triple de esa cantidad si realmente quieren configurar un sistema adecuado, según un estudio de Forrester Research. El informe, titulado "El precio del comercio electrónico europeo", se basa en las entrevistas realizadas por la consultora en 44 firmas de todo el continente.
Arantxa G. Aguilera


Más de la mitad de las compañías encuestadas afirmaron que la integración de sus sitios Web con los sistemas heredados constituía la mayor parte del coste de la implantación de comercio electrónico. Un 20 por ciento adicional señaló el coste de marketing como el más elevado.

Algunas empresas no pueden identificar el verdadero coste de la implantación del comercio electrónico, ya que los gastos suelen formar parte de los presupuestos de otras actividades, como el marketing o el mantenimiento de red. También hay variaciones en los gastos que registran. Los minoristas, por ejemplo, gastan más del doble en sus sitios de comercio electrónico que otras compañías, como las que utilizan sus sitios para aplicaciones de comunicación empresa a empresa. El coste adicional suele provenir de los esfuerzos de marketing adicionales.

Las empresas alemanas e inglesas gastan hasta diez veces más que las firmas de mercados menores o menos avanzados, como los de Países Bajos y Francia, según la consultora.

Las previsiones de las firmas consultadas se sitúan en incrementos de sus presupuestos para comercio electrónico de un 250 por ciento durante los próximos tres años. La consultora, sin embargo, cree que podría no ser suficiente.

Las compañías europeas preocupadas por el comercio electrónico deberían presupuestar al menos 6,8 millones de dólares para el lanzamiento y puesta en marcha de los sitios de comercio electrónico. De esta cantidad, según el informe, 3,7 millones se dedicarían a gastos de lanzamiento, y 3,1 millones a costes operativos. Estas cantidades se han estimado en base a los mercados de Reino Unido, Alemania, Francia y Suecia.

Forrester Research indica que 1,7 millones de dólares del total indicado se destina a tecnologías que permitan a las empresas ofrecer a sus clientes servicios personalizados. Los sitios básicos de venta pierden interés en comparación con los que ofrecen extras como catálogos individualizados, promociones y recomendaciones de productos. Las compañías deben invertir en prestaciones como programas de lealtad y sistemas de ayuda online, así como en capacidades para analizar el tráfico del sitio y el comportamiento de los clientes.

Según Forrester Research, se necesita un millón de dólares para asegurar que el sitio esté disponible al menos el 99 por ciento del tiempo, con inversiones en líneas dedicadas, múltiples routers, cortafuegos, conmutadores gigabit y servidores Web. Además, para que el esfuerzo tenga éxito, la consultora estima 2,3 millones de dólares adicionales para contratar personal exclusivamente dedicado al sitio, y 1,8 millones adicionales para el marketing.

?Estos gastos recomendados en comercio electrónico dejarán atónitas a las empresas europeas que actualmente dedican una mínima fracción de las cifras indicadas?, admite el autor del estudio, Joe Sawyer. Según él, es necesario que las empresas realicen dichas inversiones si quieren asegurarse una parte de los 3,2 billones de dólares que valdrá este mercado en el año 2003.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información