Actualidad | Noticias | 08 JUL 2002

El fenómeno ASP: una mirada retrospectiva

Hace más de dos años, Comunicaciones World se acercaba al entonces explosivo fenómeno ASP. Muchas de las promesas que entonces se anunciaban no se han cumplido, pero el artículo sirve para acercarse a la figura de estos nuevos modelos de proveedores de servicios.
Comunicaciones World

Si le confunde la repentina explosión de PSA (Proveedores de Servicios de Aplicaciones), o ASP en ingles, no crea que es el único. Este tipo de proveedores está surgiendo de la nada a una velocidad sólo comparable a la salida a Bolsa de firmas de Internet. Y ningún tipo de compañía, desde los ASP ?químicamente puros? como Corio e Interliant, hasta fabricantes veteranos de software como Microsoft y Oracle, pasando por operadores de telecomunicaciones como Sprint, AT&T, Cable & Wireless o Telefónica, quiere perderse este negocio.

¿Por qué comprar algo si se puede alquilar? Parece un reclamo publicitario de una compañía de alquiler de coches, ¿verdad? Bien, pues prepárese para argumentar seriamente sobre compra versus alquiler en su puesto de trabajo porque los proveedores de servicios de aplicaciones están pisando fuerte. ¿Cambiarán los servicios de aplicaciones la vida de las empresas? Quizá no. Pero si las organizaciones necesitan obtener una aplicación que se ejecute a buena velocidad y no tienen recursos para adquirirla y mantenerla, contratar un ASP puede ser la respuesta. Poco a poco crece la lista de ASP dispuestos a tratar el correo electrónico corporativo, el escaneo de virus, las aplicaciones ERP (Enterprise Resource Planning) o el comercio electrónico de sus clientes. Una opción que podría traducirse para las empresas en ahorros de dinero, tiempo de despliegue y de personal cualificado. Es más, podrían encontrarse con que los costes más predecibles, como los operacionales, el soporte de usuarios finales y las actualizaciones de software, se vuelven una cosa del pasado.

Los ASP están dando una nueva vuelta de tuerca al outsourcing: en vez de externalizar todas las funciones TI, ahora es posible externalizar sólo el albergue de las aplicaciones en un centro de datos de un tercero al que se accede generalmente vía Internet.
Los ASP se están convirtiendo en lo último, especialmente para las pequeñas y medianas empresas con mínimos departamentos y presupuestos de TI. De hecho, el modelo de informática de los ASP podría ser el gran ecualizador entre grandes y pequeñas empresas. Durante años, las pequeñas compañías se tenían que enfrentar a la desventaja de no poder afrontar aplicaciones que cuestan millones de pesetas, como las de ERP (Enterprise Resource Planning) o data warehousing. Ahora una pequeña empresa puede contratar a un ASP el alquiler de esas aplicaciones propias de las grandes corporaciones.

Cómo el Ave Fénix
El concepto es muy sencillo. Todo lo que hay que saber es que los ASP ofrecen un modelo de negocio distinto: una forma alternativa de suministro de software sobre Internet, sobre una VPN, una línea dedicada o Frame Relay.
Sin embargo, el modelo PAS no es nuevo. En realidad guarda un gran parecido con las aplicaciones de mainframe de tiempo compartido de las ?oficinas de servicios? de hace décadas. La filosofía de las antiguas ?oficinas de servicios? es esencialmente la misma que la de la externalización de aplicaciones de hoy, asegura Gigabit Information Group. Según el primer modelo, el cliente alquilaba un amplio rango de aplicaciones, desde las de proceso de datos de más bajo nivel a las de nóminas propietarias de alta gama. Firmas como IBM o EDS albergaban esas aplicaciones en lugares centralizados a los que los usuarios accedían a velocidades de 4.800 baudios. Lo que hizo que este tipo de servicios muriera hace veinte años fue la llegada del PC.

No obstante, en los primeros años 90, el modelo resurgió en Estados Unidos con iniciativas como la emprendida por AT&T para hospedar servicios Notes y NetWare con prestaciones de gestión y monitorización, o la experiencia similar y posterior de MCI con BackOffice de Microsoft. En el caso de AT&T, el acceso se realizaba a través de líneas Frame Relay. Pero el servicio no tuvo mucho éxito. Según TeleChoice, el operador no contaba con la experiencia necesaria para proporcionar servicios de aplicaciones.

Otras firmas más pequeñas y especializadas siguieron, sin embargo, con el negocio. Tal fue el caso en Estados Unidos de Interliant, que ha sabido irse adaptando a los tiempos. La compañía comenzó a ofrecer hospedaje de servicios Notes en 1994 y, poco a poco, ha ido ampliando su catálogo con aplicaciones como automatización de ventas o herramientas de trabajo en grupo. Lo que los grandes operadores no supieron hacer, al estar centrados en el transporte, lo consiguió una pequeña firma centrada específicamente en el software.

Hoy, no obstante, coinciden en el tiempo varios factores para hacer que el modelo vuelva a ser viable. En primer lugar se encuentra el crecimiento de Internet como medio de acceso, porque, si bien muchas aplicaciones ASP se proporcionan por medio de redes privadas virtuales o líneas alquiladas, a medida que se alcancen niveles de fiabilidad y seguridad superiores en la Red, el enfoque basado en la Web irá tomando cuerpo.
Los otros dos factores que contribuyen también al crecimiento de los ASP son los avances que se están produciendo en la informática basada en servidor y la disponibilidad de mayores anchos de banda.

A estas circunstancias hay que sumar el hecho de que los fabricantes de software necesitan una mejor forma de vender a las pequeñas y medianas empresas. Muchas grandes compañías ya han implementado aplicaciones de planificación de recursos empresariales (ERP) y de fuerza de ventas, pero fabricantes como SAP y Baan necesitan un modo de que este tipo de aplicaciones gane atractivo ?tanto en precio como en tiempo? para los niveles más bajos del mercado.

En definitiva, aunque algunas firmas de software se ven amenazadas por la tendencia hacia los ASP, porque creen que diluirán sus marcas, muchas otras la asumen como forma de introducirse en nuevas áreas de negocio. Asimismo, muchos fabricantes se sienten atraídos por el modelo del alquiler porque les proporciona ingresos continuados, a diferencia de las firmas de licencias al final de cada trimestre.

Como síntoma de las grandes expectativas que está generando ahora el emergente mercado de los ASP, hace ahora casi un año, concretamente el pasado mes de mayo, 25 compañías entre las que se encontraban Cisco, Compaq, AT&T, IBM, Sun, UUNET, Citrix Systems y Exodus Communications, formaron el consorcio ASP Industry Consortium, centrado en la creación de estándares para la industria de ASP.

Además, se están produciendo movimientos significativos en la industria basados fundamentalmente en alianzas como la recientemente formada por Compaq y Cable & Wireless, o la de Qwest con Hewlett-Packard, que contempla la inversión de 500 millones de dólares en la instalación de hardware, software y servicios en los distintos ?CyberCentres? que el operador mantiene en todos los Estados Unidos. El objetivo de estos cibercentros no es otro que ofrecer distintos servicios de aplicaciones comenzando por R/3 de SAP.

Ventajas para las empresas
En lo que respecta a los usuarios, el auge de los ASP se explica, según Aberdeen Group, por la convergencia de tres factores. El primero es la presión competitiva que fuerza a las empresas a reforzar sus actividades principales, animándolas a subcontratar sus funciones de TI. Al mismo tiempo, las empresas se ven incapacitadas para contratar y retener al personal adecuado para construir y mantener internamente sus sistemas. Y, finalmente, los responsables de TI cada vez están más presionados para poner en marcha iniciativas de negocio electrónico con recursos limitados.

Lo mismo, pero dicho más concretamente: para Giga Information Group, cuatro son las razones principales por las que alquilar aplicaciones en vez de instalar servidores en la compañía, obtener licencias de software y preparar al personal técnico para soportar un nuevo despliegue a escala corporativa. Estas razones son mejorar el servicio, obtener una ventaja estratégica, reducir ri

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información